Para tomar con pinzas

Los nuevos créditos hipotecarios UVA, con boom de inscripciones pese a la inflación

En dos semanas miles se anotaron para intentar tener una vivienda y esperan seguir el trámite. ¿Conviene tomar un crédito ajustable en UVA con la inflación actual?

Por Miguel Ángel Flores

Fue noticia a fines de abril, porque encendió otra vez la llama de la esperanza de quienes sueñan con la vivienda propia. Y si bien algunos lo toman con pinzas, lo cierto es que a juzgar por el interés que despertaron desde su lanzamiento el renovado préstamo o crédito hipotecario UVA ya es un suceso por la cantidad de inscripciones para acceder.

Sin embargo, mientras se suman a la oferta otros bancos como el Ciudad y Nación, algunos analistas sugieren "wait and see" (esperar y ver) qué pasará con la inflación. Dato no menor si se tiene en cuenta que la variación de precios mensual que determina el valor UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) aún sigue en 2 dígitos.

Tal vez por eso hubo un furor en el ritmo de inscripciones que se concentró sobre todo durante los primeros días, al punto que al terminar abril ya sumaban unos 20 mil. E incluso con el feriado del Día del Trabajador en el medio, en la primera semana de mayo aumentó un 30%.

Según explica Javier Varani, gerente de Relaciones Institucionales del Hipotecario, "lanzamos la nueva línea ante la expectativa de una baja de la inflación anual. A partir de fin de mes se contactará a todos los que se inscribieron con su DNI, teléfono y mail, para analizar a qué montos aspiran y sus condiciones para acceder".

Con esta inflación ¿conviene un préstamo UVA?

En medio del entusiasmo, algunos analistas relativizan el hecho de que los nuevos préstamos hipotecarios puedan convertirse en una verdadera solución para quienes sueñan con la casa propia. Y sugieren esperar a que la tendencia de "desinflación" que ve y promete el Gobierno se confirme en los próximos meses. Concretamente, entrado el segundo semeste del 2024.

Lo concreto es que hoy la UVA se ubica en $902,97. Esto equivale a más del doble de su valor que hace 5 meses, cuando Javier Milei asumió la presidencia, y aún sin señales de que la inflación llegue a un dígito como promete el propio mandatario.

Conocedora de lo que es endeudarse en un país inflacionario, Claudia (38) repasa su experiencia. Es una de los tantos damnificados por los primeros préstamos hipotecarios UVA lanzados durante el Gobierno de Mauricio Macri.

"En ese momento, en 2018, con mi marido sacamos 1,5 millón a treinta años para hacer nuestra casa. Nunca nos imaginamos lo que podía llegar a pasar. Hoy estamos pagando una cuota de $800 mil, que es destinar un sueldo a eso prácticamente, y todavía debemos 20 millones", describe con algo de angustia y resignación.

Para Varani "son las variables a tener en cuenta como proyecto de vida a largo plazo que es un crédito hipotecario. El UVA es un factor de actualización atado a la inflación, pero no hay que atarse a la nominalidad, porque así como los costos se incrementaron los ingresos también, al igual que el bien o el inmueble al que destiné esa deuda".

"Obviamente, lo mejor sería un dígito o 0"

Dentro de la nueva operatoria del Hipotecario, el crédito puede llegar a un máximo de $250 millones a devolver en 30 años. En cualquier caso, el monto previsto financiará un 80% del presupuesto (sea compra o construcción) con lo cual el solicitante deberá tener un capital o ahorro equivalente al 20% restante.

Lo que hay que tener en cuenta es que, según el destino y monto, a su costo se suma la UVA más una tasa de 8,5%, que baja a la mitad si se acreditan haberes en el banco (pueden sumarse ingresos de cónyuge o conviviente).

La relación cuota-ingreso promete ser un diferencial: es que para el Hipotecario no debe superar el 25%, mientras competidores como el Nación fijaron un 35%.

Un ejemplo concreto: por cada $1 millón que se otorga como crédito la cuota inicial será de $5050 (si cobra su sueldo en el banco) o de $7280. En ambos casos, se necesita un ingreso mensual de $31.280.

O sea, si se solicita un crédito de $50 millones, habrá que demostrar ingresos mensuales por $1.564.000. Y afrontar una cuota inicial de hasta $364.000, que irá ajustándose cada mes.

Frente a esas condiciones y la incertidumbre que aún reina a la hora de tomar decisiones de financiamiento, desde el banco admiten que el escenario promete pero dista de ser el ideal.

"Obviamente para un banco como el Hipotecario lo mejor sería una economía no inflacionaria o con inflación cero. Pero sacamos esta línea ante una perspectiva optimista", remarca Varani.

Te Puede Interesar