Recorte

Cómo es el plan de ajuste de YPF en las áreas que vende en Mendoza

Mientras avanza la licitación a sus nuevos dueños, muchos trabajadores fueron suspendidos. Los números del ajuste en las 14 áreas petroleras que hereda YPF.

Por Miguel Ángel Flores

Al parecer, el recorte no está restringido al sector público. La salida de YPF de 14 áreas petroleras maduras de Mendoza activó todo un plan de ajuste que deja en "stand-by" a muchos trabajadores del sector en la provincia. Al menos hasta que se sepa qué harán las empresas que se queden con esos yacimientos, y si su presupuesto los incluye o no.

Según un informe del CEPA (Centro de Economía Política Argentina) entre empleo directo (trabajadores de la compañía) e indirecto (subcontratistas o tercerizadas) se puede estimar que la decisión de YPF pone en riesgo a 10 mil trabajadores y una importante cantidad de pymes.

"En un mercado altamente concentrado, es un enorme desafío encontrar sustitutos aptos (con solvencia técnica y económica/financiera) para reemplazar la salida de YPF, el principal productor de Mendoza", dice el análisis del CEPA.

Otro aspecto no menos importante, pero que también suma costos y ya genera polémica, es la remediación de pasivos en esas áreas. Más allá de los números, se advierte el riesgo ambiental que conlleva no sanearlos. Los analistas advierten que "el Estado provincial debe exigir su remediación, y/o considerar los montos estimados en todas las negociaciones".

Qué acordó YPF con el sindicato

En la llamada región Mendoza Norte, donde está la mayoría de los yacimientos maduros, se desempeñan alrededor de 2.000 trabajadores. Un universo que, en un sector como el del petróleo convencional que no atraviesa su mejor momento, se busca achicar luego de que se conociera la intención de YPF de deshacerse de esas áreas por no resultarle rentables.

Por lo pronto, el lunes 15 la compañía cerró un acuerdo con el Sindicato de Gas y Petróleo de Cuyo para avanzar en esa meta. Y afecta en principio a un 10% del total.

Son 200 operarios de equipos de torre en áreas históricamente importantes como La Ventana, Vizcacheras y Barrancas entre otras de Mendoza Norte como Carrizal y Lunlunta. ¿Qué implica que queden en "stand-by"?.

En concreto, desde esta semana dejarán de trabajar para volver a casa. En principio, hasta el 1 de julio (cuándo se prevé que los concesionarios de hagan cargo) pero hasta entonces cobrarán el 100% de su salario.

Según explicó Gabriel Barroso, secretario general del gremio, a Sitio Andino "afecta al workover, los equipos involucrados en el abandono de pozos. Las suspensiones serán progresivas, a medida que se logren los resultados diagramados".

Sin embargo, el gremialista se reserva el beneficio de la duda.

"En teoría, al 1 de julio deberían estar operativos de nuevo. Habrá que ver cuánto se cumple en la práctica. Para eso vamos a monitorear el avance periódicamente", aseguró Barroso.

Proveedores: onda expansiva

Entre los oferentes que participan de la licitación llevada adelante por el Santander hay varios nombres: junto a la conocida Aconcagua Energía, aparece PECOM, del holding Pérez Companc, y la neuquina MBP. Pero aún falta para que se conozca la definición.

En tanto, la onda expansiva se siente en empresas subcontratistas o tercerizadas que adoptan sus propias medidas. Si bien las perforaciones siguen, que YPF haya decidido frenar el workover (acondicionamiento de pozos) y eso pega fuerte en el ritmo de actividad.

De hecho, una firma neuquina que alquila barras de sondeo que YPF usa en los pozos y ya notificó no sólo la suspensión a sus empleados sino un recorte impiadoso de salario. Muchos cobraron sólo 60% de su sueldo de marzo.

Para el vice de CAMESPE (Cámara Mendocina de Empresa de Servicios Petroleros), Carlos Galván "el parate se siente porque YPF es la principal contratista y generadora de trabajo. Hay que esperar una transición que no será fácil".

En términos del mercado laboral, el último dato disponible (a noviembre de 2023) indica que el sector petrolero registra 3.385 empleos privados, aunque se incrementa si se consideran otros gremios, como Uocra, Supe y camioneros. Y tiene efecto dominó en los servicios de transporte de personal, cargas sólidas y líquidas, y grúas, entre otros

Sin embargo, al contar personal directo e indirecto de contratistas y subcontratistas, el cálculo aproximado da unos 10 mil trabajadores. Según CAMESPE, la cantidad de operarios de las tercerizadas llega a duplicar en promedio a quienes trabajan directamente para YPF.

En total, son más de 100 pymes en suspenso. "Además de saber si firmarán o no contrato con los nuevos dueños, tendrán que prepararse para un cambio de condiciones y negociar precios para ser competitivos", se anticipa Galván, para quien lo que se reconozca de cada contrato "dependerá de cada situación, de qué tan crítico sea la prestación del servicio".

Menos cuota del PBG, menos trabajo

Lo dicho: el nuevo mapa forzado por la decisión de YPF en Mendoza llega en un contexto complejo.

Es que por efecto de la caída de la producción y por ende de las regalías (pasaron del 26% a 9% de los recursos tributarios de la provincia en los últimos 15 años), el petróleo explica actualmente el 11% del Producto Bruto Geográfico (PBG) de Mendoza. Se trata de un retroceso importante, si se tiene en cuenta que llegó a representar más del 25%.

"La dinámica del sector sigue siendo clave para el desarrollo económico de la provincia. Es importante recordar que Mendoza estuvo en el podio de producción nacional, desde los años ‘50 hasta los ’70", puntualiza el análisis del CEPA.

Te Puede Interesar