sábado 24 sep 2022
San Rafael

Una niña no puede viajar a China para un tratamiento de células madres

Por restricciones del país asiático por la pandemia, la menor aún no puede viajar para hacerse un tratamiento por una retinopatía del prematuro

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de septiembre de 2022 - 13:36

Una niña sanrafaelina debe realizar un tratamiento de células madres en China y sus padres, gracias a la solidaridad de los ciudadanos, lograron juntar los fondos, pero aún no pueden viajar al país asiático por restricciones de Covid 19.

En diálogo con TVA San Rafael, Orlando Moyano, padre de la Helena, explicó por qué aún no pueden ir a China para empezar el procedimiento médico para su hija.

“Helenita nació prematura en enero de 2021 y a raíz de eso, tuvo una enfermedad llamado retinopatía del prematuro que la llevó a que no pueda ver, por eso iniciamos una campaña para recaudar fondos que, gracias a Dios, pudimos juntar el dinero para el tratamiento, que son 30 mil dólares, pero aclaro que aún no hemos viajado a China”, contó.

Sobre la imposibilidad de viajar, Moyano dijo que “China sigue con las fronteras cerradas por la pandemia, no hay fechas aún de la reapertura, pero han abierto para estudiantes y después cuestiones médicas y turismo, nos tienen que reasignar el turno en el hospital de allá y cuando tengamos esa información lo comunicaremos”.

El padre de la niña explicó cómo es el procedimiento a la que se debe someter su hija: “Es un tratamiento con células madres y es lento, por eso la idea es llevarla lo antes posible, nos dijeron que se puede hacer hasta que Elena cumpla 12 años, tenemos contacto con el representante de la clínica y él nos informará cuando este el turno”.

Qué es la retinopatía del prematuro

La retinopatía del prematuro generalmente afecta a los bebés nacidos antes de la semana 31 de embarazo y que pesan 2,75 libras (aproximadamente 1250 gramos) o menos al nacer. En la mayoría de los casos, la retinopatía del prematuro se resuelve sin tratamiento, sin causar daño, pero cuando es avanzada, sin embargo, puede causar problemas de visión permanentes o ceguera.

En la retinopatía del prematuro, los vasos sanguíneos se hinchan y crecen en exceso en la capa de nervios sensibles a la luz en la parte posterior del ojo (retina).

Embed

Te Puede Interesar