jueves 29 sep 2022
Investigan que provocó las llamas

Un incendio destruyó casas abandonadas en Malargüe

Integrantes de Bomberos de la Policía de Mendoza y Defensa Civil lograron sofocar un incendio que se registro al noroeste de la ciudad.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Claudio Altamirano 29 de julio de 2022 - 09:01

En la noche de este jueves, primeras horas de la madrugada del viernes, dotaciones policiales y Defensa Civil debieron trabajar para extinguir un foco ígneo que se produjo en el radio urbano de Malargüe, en el predio perteneciente a una empresa petrolera que se estableció en los años ’80 en el departamento y que se trasladó una década y media después a Neuquén, dejando la infraestructura, compuesta por varios inmuebles, sin habitantes ni trabajadores. Se desconoce que provocó el incendio.

Esta última medianoche vecinos del norte de la ciudad de Malargüe se vieron alertados, primero por el sonido de sirenas, y de inmediato la llegada de movilidades de la Policía de Mendoza, Bomberos y Defensa Civil, que acudieron a sofocar un incendio que se desató en calle Francisco Amigorena.

INCENDIO 2.jpeg
El incendio destruyó paredes y techos de las viviendas que están deshabitadas.

El incendio destruyó paredes y techos de las viviendas que están deshabitadas.

Las primeros datos suministrados por el director de Defensa Civil, Víctor Andrade, dan cuenta que las llamas atacaron un inmueble que permanece abandonado en calle Amigorena y Comandante Rodriguez, y que forman parte del predio donde hace al menos dos décadas, funcionó la base de una empresa petrolera que operó en el departamento.

Andrade llevó tranquilidad al decir que “no hubo heridos, sólo daños materiales”. Se cree que incendio lo habrían provocado personas desconocidas.

El incendio consumió el interior de casas prefabricadas, destruyendo sus interiores y el techo de las viviendas que fueron utilizadas hace años por el personal de la empresa de servicios petroleros que dejó de funcionar en el departamento. El lugar, que cuenta con cierre perimetral, ocupa unos 5 mil metros cuadrados, comprendidos entre las calles Francisco Amigorena, Comandante Rodríguez y Telles Meneses. A las casas que están obsoletas, se les deben sumar grandes galpones y sector de oficinas.

Vecinos de los barrios aledaños han manifestado en varias oportunidades que constantemente personas, muchos jóvenes, ingresan a las viejas construcciones, en algunas ocasiones para beber bebidas alcohólicas, debiendo intervenir sumadas veces la Policía de Mendoza a pedido de los habitantes del vecindario.

Te Puede Interesar