Educación

Guaymallén: abrió sus puertas el nuevo jardín Huilén

Es el sexto edificio maternal que se concreta en el departamento de Guaymallén para seguir promoviendo una auténtica inclusión.

La comunidad educativa del jardín maternal Huilén transformó en realidad su gran anhelo: la apertura de su sede moderna, funcional y con el equipamiento necesario para seguir brindando atención y contención en la zona rural de Guaymallén. El nuevo edificio está ubicado en el loteo Leonángeli de Los Corralitos, a la altura de las calles María Elena Walsh y Carlos Rodríguez.

Previo al recorrido de las instalaciones, Martín Baigorri, director del elenco Circo Trópico, dio la bienvenida a los presentes con un espectáculo de humor, magia y malabares para todas las edades.

Seguidamente, Valeria Miranda, la directora del jardín, agradeció por este día feliz y este sueño cumplido a todo su equipo de docentes y auxiliares, también a las familias y a la comuna. Asimismo, resaltó la ayuda, el trabajo incansable y el compromiso permanente. Por su parte, el director general de Escuelas, José Thomas, agregó: «Esto es porque el municipio entiende que la garantía de los derechos de la educación empieza en la primera infancia. Lo que viene después, en la educación obligatoria, tiene tanto que ver con lo que ocurre en estos lugares, es determinante todo lo que ustedes hacen día a día por los chicos». Finalmente, el intendente Marcelino Iglesias tomó la palabra para expresar su gratitud con toda la comunidad de Los Corralitos y celebrar este momento de plena alegría: «Vivimos en una sociedad donde se predican algunas cosas, pero no se realizan con la misma consecuencia. Nosotros preferimos ser consecuentes. Estas son auténticas inversiones sociales, de las que se hacen y no tanto de las que se dicen. Es producto de haber encontrado el diálogo permanente para mejorar; es producto del tesón, del esfuerzo, del sacrificio y de la clara decisión de todos, desde las autoridades fugaces del municipio hasta los protagonistas, de llevar a cabo las tareas que tenemos que hacer. En un país donde a veces estamos desencontrados y donde discutimos y cuestionamos casi todo, qué lindo y qué felices nos hace ver cómo podemos hacer las cosas cada día mejor». Durante el encuentro, también estuvieron presentes el ministro de Planificación e Infraestructura, Mario Isgro; el presidente de la Cámara de Diputados de Mendoza, Andrés Lombardi; y la presidenta del Instituto Provincial de la Vivienda, María Marta Ontanilla.

El nuevo hogar Huilén

El jardín maternal Huilén surgió hace 12 años, por la necesidad del distrito Los Corralitos de contar con un espacio de contención y educación para los niños durante las horas de trabajo.

En diciembre de 2010, se inauguró dentro del Polideportivo Los Corralitos, en comodato con la Municipalidad de Guaymallén. Al año siguiente, se incorporó al programa Buena Cosecha para poder recibir a los hijos de los trabajadores agrícolas de la zona y evitar que queden expuestos a los peligros de la finca y de la propia actividad.

Desde entonces, año tras año, la matrícula se incrementó y, con esto, la necesidad de tener un espacio más amplio que permita un desarrollo íntegro. Este anhelo fue escuchado por las autoridades municipales, que respondieron a la demanda con un proyecto integral. De esta forma, abarcaba no solo el nuevo jardín sino también, a futuro, la delegación municipal y un espacio verde recreativo.

La obra comenzó en 2019 y, tras enfrentar las consecuencias de la pandemia, logró concretarse la construcción de la sede. Está ubicada en un terreno de 1.007 m2, sobre una superficie cubierta de 451,5 m2. Su fachada lleva el sello identitario del resto de las instituciones maternales: un gran mural diseñado por el recordado arquitecto Ramiro Quesada, que también proyectó los que rodean el patio de servicio localizado hacia el sur. Las piezas gráficas tienen impresa la impronta del artista plástico, con la preponderancia de las formas y los colores, y se integran con el resto de la arquitectura, plasmada en líneas simples y puras.

Un alero enfatiza el acceso peatonal principal, desde donde se abre una galería cubierta que conduce a los distintos espacios del jardín.

Cuenta con 4 salas, orientadas hacia el norte para conectarse con el patio principal a través de puertas ventanas y con los sanitarios. Además, contienen muebles de guardado y ventanas hacia la galería cubierta. Vale destacar que una está equipada especialmente para lactantes y otra tiene camas para funcionar como «sala de sueño».

La construcción se completa con algunas unidades funcionales: oficina para Dirección, una cocina amplia, baños para el personal, incluyendo uno para personas con discapacidad, más un sector para el Centro de Apoyo Educativo y otro para las actividades del programa Buena Cosecha.

La parte externa está destinada a la recreación y tiene tanto áreas adoquinadas como verdes.

Finalmente, cabe mencionar que todo el edificio contiene equipos frío-calor y terminaciones de primera calidad, entre las que se destacan pisos de porcelanato, carpintería de aluminio y riego por goteo.

Al igual que en el resto de los jardines maternales construidos por el municipio, el propósito es la auténtica inclusión, lejos de los relatos. Es decir, que sean funcionales, sustentables, cuenten con orientaciones optimizadas, vinculen la arquitectura con las artes plásticas y puedan responder con comodidad y calidad a las necesidades de las zonas que abarcan. Por eso, Guaymallén continúa a la vanguardia en la provincia con el desarrollo de este tipo de infraestructuras. Este compromiso manifiesto data de 2015, cuando comenzó a concretarse el Plan Maestro de Infraestructura Educativa. Entre los jardines renovados pueden mencionarse Solcitos de la Primavera, Amanecer, Cumelén, Arroz con leche y Hola mami. A estos se suma «Mi otra casita», que también tendrá su edificio propio en Puente de Hierro.

Te Puede Interesar