jueves 8 dic 2022
En Malargüe

Cómo surgió la ordenanza del "chancho enjabonado"

Entró en viegencia en Malargüe la Ordenaza Juegos Tradicionales y Riendas, permitiendo entretenimientos costumbristas, entre ellos "el chancho enjabonado".

Por Claudio Altamirano 24 de noviembre de 2022 - 20:24

Con la publicación de la Ordenanza denominada Juegos Tradicionales y Riendas en el Concejo Deliberante de Malargüe, se desató polémica por alguno de estos juegos, como el “chancho enjabonado”, práctica para sectores de la sociedad que no está de acuerdo a los tiempos actuales en el que se respetan “los derechos de los animales”, sostienen.

A finales del mes de octubre, el Concejo Deliberante de Malargüe aprobó la Ordenanza 2.204/2.022, denominada Juegos Tradicionales y Riendas, legislación que fue promulgada por el Ejecutivo Municipal. La pieza fue acompañada por la mayoría del deliberativo mendocino. La ordenanza establece autorizar “los Encuentros Culturales y Costumbristas de Juegos Tradicionales y de Riendas en el Departamento de Malargüe”, desatancándose en estos entretenimientos Riendas Argentinas las “carreras de sortijas, chicanas de las sillas, el Milenio, hurtada del talero, criollos de América, doble ocho, el Poroto, posta del poncho, el barrilete, el trébol, el Correón, la mariandina, carrera de cuero, prueba Dowdall, el maniado, robo de la china, alzada del muerto, cosida del botón, el chancho enjabonado, corrida de gallina, el procesado, juego del dormido y juego del cigarro”.

Tras su publicación, y conocerse los juegos tradicionalistas aprobados, surgió la polémica en torno, al menos, de dos de ellos: “el chancho enjabonado” y la “corrida de la gallina”.

CONCEJAL SILVINA CAMIOLO ORDENANZA JUEGO TRADICIONALES

Silvina Camiolo, concejala del bloque unipersonal Reconstruyendo Malargüe, es una de las autoras de la Ordenanza Juegos Tradicionales y Riendas, pieza legal que ha generado opiniones encontradas en la sociedad mendocina, entre las que se cuentan las de la Fundación Cullunche, que párrafos de su reciente comunicado afirman que “esta ordenanza es cuanto menos, absolutamente retrograda y en contra de todo lo que se viene avanzando en materia de lucha contra el maltrato animal en la provincia”, subrayando la organización “dos de las pruebas autorizadas, la del chancho enjabonado y corrida de la gallina, rayan ante la crueldad”.

Ante esto, y en diálogo con el equipo de SITIO ANDINO, la edil explicó que “la ordenanza en realidad le da un marco a las actividades de juegos tradicionales y riendas que en nuestro departamento se realizan de manera continua”, comenzó diciendo.

Camiolo dijo además que “son juegos tradicionales inscriptos y tienen reglamentos en la Federación Gaucha y que cumplen la Ley Nacional de Cuidados del Animal”, añadiendo que no se incumple con ninguna legislación provincial ni nacional”.

Entre los argumentos que esgrimió la concejala malargüina, citó que “estos juegos se realizaban en fincas de algún vecino, en sectores incluso cercanos a la zona urbana, con su caballos, y no había ningún ordenamiento ni marco normativo para que eso se llevara a cabo”, añadiendo de inmediato que “y en función de lo que ya se venía haciendo y de una dificultad que hubo” con la intervención de la Justicia Contravencional “porque esto se considera un evento no declarado, por lo tanto clandestino”, es que consideraron con esta ordenanza “para que se proteja a los jinetes, espectadores y también los derechos de los animales”.

CONCEJAL SILVINA CAMIOLO JINETEADAS

La normativa municipal, a través de la ordenanza de Juegos Tradicionales y Riendas, establece que “no se pueden realizar juegos que no estén dentro de la Federación provincial”, que el acontecimiento cuente además “con seguro” para los asistentes, y “que haya baños químicos no se vendan bebidas alcohólicas, no se cobre entradas” y que los organizadores presenten “un programa del evento”, remarcando que “no cualquier vecino puede organizar este tipo de encuentros, sino agrupaciones gauchas debidamente inscriptas y con su personería jurídica al día”.

Al momento de responder sobre algunos de los juegos, que están citados en la ordenanza, como el “del chanco enjabonado”, y la “corrida de la gallina”, que han provocado el rechazo de algunos organismos proteccionistas, Silvina Camiolo indicó que “hay algunos de estos juegos que implican el nombre de animales, por ejemplo la voleada del choique, que en la actualidad no se hace” con un animal vivo “aunque hace unos años si, y mientras hemos avanzado en los derechos de los animales estás cuestiones han ido mejorando”.

Camiolo cerró diciendo que “en relación al chancho enjabonado, y hablando con las agrupaciones gauchas”, este juego “no es el que juego que más se realiza, pero si se realiza es con niños”, detallando que lavan al cerdo “con jabón en pan” y al ser dejado en libertad, saliendo el animal despavorido, y es ahí cuando “el niño lo tiene que atrapar”, insistiendo que este entretenimiento está entre los que coteja la Federación Gaucha de Mendoza.

Te Puede Interesar