AMISTOSO INTERNACIONAL

Qué se sabe de Indonesia el próximo rival del seleccionado argentino

La Selección de fútbol de Argentina se enfrentará ante los indonesios y a continuación se detalla los datos de un rival desconocido.

Roberto Carlos Mario Gómez, actual entrenador de Gimnasia de Jujuy y con nutrida experiencia de trabajo en el sudeste asiático, expresó que Indonesia, que será rival de la Selección de fútbol de Argentina este lunes en un amistoso en Yakarta, es "un país fanáticamente futbolero", con hinchas que "llenan estadios en todos lados".

"Indonesia es un país fanáticamente futbolero. Sus hinchas llenan estadios en todos lados", sostuvo el técnico marplatense, de 66 años.

El también exjugador de Ferro Carril Oeste en la década del '80 estuvo al frente de un equipo indonesio, Arema, hasta la temporada 2021.

"Los hinchas tienen verdadera pasión. Llenan estadios no sólo cuando juegan de local sino que también se movilizan mucho cuando van de visitante", explicó Gómez, en charla con Télam.

El otrora marcador de punta del glorioso Ferro de (Carlos Timoteo) Griguol en los años '80 condujo en ese archipiélago del sudeste asiático a los equipos Persig Bandung (2017-2018), Borneo FC (2019) y Arema (2020-2021). Estos tres clubes integran la Liga I, conocida también como 'Shopee League' indonesia, en la que participan 18 equipos.

"La experiencia de jugar todos los partidos a cancha llena es difícil de repetir; en Indonesia, los hinchas acompañan a sus equipos de local y de visitante. Son verdaderos fanáticos y apasionados", reiteró Gómez.

El marplatense calificó al ciudadano común de esas latitudes como "buena persona" en general y resaltó que "el idioma común del fútbol hace que todo sea más llevadero", apuntó.

"Estoy seguro que aunque (Lionel) Messi no juegue, el lunes en Yakarta el estadio estará repleto. Porque aman el fútbol argentino y siguen todas las ligas que pueden como la Premier League, la Serie A de Italia y la Liga española", agregó el entrenador que también acredita experiencia en el fútbol de Malasia y China.

Conocedor del fútbol asiático, Gómez confesó también que cuando trabajaba en Indonesia "tenía 400.000 seguidores en mis redes sociales" y que "ahora, ya muy lejos de allá, sigo teniendo unos 370.000; lo que demuestra la pasión por el fútbol que tienen".

Gómez consideró que el seleccionado de Indonesia, con el arribo del técnico surcoreano Shin Tae-jong en la temporada 2020, "ha mejorado mucho su nivel".

"Hoy por hoy en la Copa de Asia, Indonesia le puede jugar de igual a igual a cualquiera", manifestó.

Por su parte, un exjugador de Ferro como Emanuel De Porras, también con experiencia en ese fútbol asiático, coincidió con Gómez al afirmar que "el fútbol se vive con mucha pasión".

Para graficar esa situación, el actual técnico de las divisiones formativas de la entidad de Caballito contó una anécdota que vivió mientras vestía la camiseta del Persija Yakarta (2004-2005 y 2011-2012).

"Fuimos de visitantes a una ciudad de las tantas islas que conforman el país. Ganamos 1-0, con gol mío. Nos sacaron en el camión blindado de la Policía, porque los hinchas locales nos querían 'comer'", admitió De Porras, en diálogo con Télam.

"Es una tierra extraña para nosotros, por sus costumbres, pero siempre me hicieron sentir muy bien. Todavía nos recuerdan", dijo el nacido en Cutral-Có, que también jugó en Huracán, Acassuso, Flandria y Tristán Suárez.

Recientemente, el fútbol indonesio experimentó una situación caótica y trágica, cuando 130 personas perdieron la vida tras una estampida en el estadio Kanjuruhan de Java, mientras se enfrentaban el Arema ante Persibaya Surubaya. Ese luctuoso episodio sucedió el 1 de octubre del año pasado.

La aglomeración de público y la invasión de los simpatizantes del Arema, que perdió el clásico zonal por 3-2, derivaron en serios incidentes que concluyeron con la represión policial y la utilización excesiva de los gases lacrimógenos como elemento de disuasión. Por el contrario, ese comportamiento de los agentes de seguridad no hizo más que alimentar la desesperación de la gente por salir de la cancha.

El parte final -de acuerdo a las investigaciones- indicó que 130 personas habían muerto, justo en momentos en los que Indonesia se perfilaba para ser la sede del Campeonato Mundial masculino Sub-20, que concluyó en la capital bonaerense de La Plata la semana pasada.

Sin embargo, la FIFA no le quitó el torneo a Indonesia por la tragedia de Java sino por la negativa del Gobierno local de recibir a la Selección de Israel argumentando "diferencias políticas".

Por este motivo, el ente que rige los destinos del fútbol mundial modificó el escenario y designó a la Argentina como nueva sede. El certamen culminó el pasado domingo con el título del representativo de Uruguay, que venció por 1-0 a Italia, en el estadio Diego Armando Maradona, de La Plata.

Te Puede Interesar