Pasó para Miami

Por qué se suspendió el cónclave entre Lionel Messi y Scaloni

El capitán de la selección argentina, Lionel Messi, y el propio DT, Lionel Scaloni, no pudieron juntarse y acá te contamos los motivos. No te lo pierdas.

La reunión en principio prevista en Rosario entre el capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi y su entrenador, Lionel Scaloni, pasó "a cuarto intermedio" posiblemente hasta fin de mes en Miami, hacia donde el futbolista retornará este fin de semana y el técnico volverá en los últimos días de enero.

El anuncio de este cónclave adelantado provocó el interés de los medios que se trasladaron esta mañana hacia la entrada del barrio cerrado donde habita Messi y eso desarticuló cualquier posibilidad de encuentro, aunque en términos generales ni uno ni otro participante tiene apuro por concretarlo en estas horas.

Es que de hecho Scaloni tiene previsto viajar a fin de mes a Miami para recorrer los lugares de entrenamientos que estuvieron verificando sus asistentes después del sorteo de la Copa América del 7 de diciembre pasado y dar el visto bueno de cara a la Copa América que comenzará el próximo 20 de junio en los Estados Unidos.

Esta reunión fue anunciada por el propio Scaloni justamente el día de ese sorteo de la Copa América, cuando ratificó sus propios dichos de 16 días antes en el estadio Maracaná, después de la histórica victoria por 1 a 0 que le quitó a Brasil un invicto "de toda la vida" como local en Eliminatorias Sudamericanas.

Los motivos de la reunión

La idea del encuentro que surgió de Scaloni se apoyaría en dos temas centrales, que tendrían que ver con un recambio de jugadores y planificación de entrenamientos que habrían pedido los propios futbolistas.

Esto último tiene que ver con que en las últimas prácticas de Eliminatorias en el predio de Ezeiza hubo algunas que estaban anunciadas en un horario determinado y se terminaban retrasando.

En cuanto al recambio, la propuesta del técnico es que en la fecha FIFA de marzo próximo para la que el presidente de AFA, Claudio Tapia, está trabajando en la consecución de rivales, es que unos cinco jugadores del "staff habitual" no sean parte de la convocatoria y en sus lugares pueda probar a otros apuntando justamente a la etapa post Copa América.

Es que el inexorable fin de ciclo de algunos campeones del mundo se acerca porque los tiempos son extensos entre competencias, ya que hoy en día faltan seis meses para la Copa América y nueve para la reanudación de las Eliminatorias Sudamericanas en septiembre próximo.

Para después de la competencia en los Estados Unidos ya anunció que dejará de ponerse la camiseta celeste y blanca Ángel Di María, que el próximo 14 de febrero cumplirá 36 años, mientras que Nicolás Otamendi lo hará dos días antes.

Pero también hay otros que están jugando poco, amesetaron sus rendimientos o les falta la continuidad que al técnico le gustaría, y vio patentizadas esas señales de alarma justamente en los dos últimos partidos de Eliminatorias, seguramente los más difíciles de toda la serie, frente a Uruguay y Brasil.

La luz roja se encendió con fuerza por primera vez en la Bombonera ante los dirigidos por Marcelo Bielsa, que con su dinámica en mitad de cancha, una zona que había ganado justamente en eso con Alexis Mac Allister y Enzo Fernández, superaron netamente a un equipo argentino que además padeció en grado sumo al potente Darwin Núñez, y el que más lo sufrió fue justamente Otamendi, que terminó mirándole seguido el dorsal.

Esa derrota por 2 a 0 abrió la compuerta a otra actuación de similar tenor en el Maracaná, donde la histórica victoria por 1 a 0 maquilló otra actuación discreta del equipo argentino, en el mismo slow motion que ante los uruguayos, porque Brasil nunca en la historia había perdido como local en Eliminatorias.

Pero al que no engañó para nada ese triunfo ante un seleccionado brasileño diezmado por las ausencias, entre más, de Neymar, Casemiro, Marquinhos y Richarlison, fue justamente a Scaloni, que apenas finalizado el encuentro avisó, para muchos como "de la nada", pero seguramente para él y su entorno no, que había llegado el momento de "repensar el futuro".

Este anuncio que podía representar el principio del fin de la "Scaloneta" ante una serie de circunstancias que empezaron a enhebrarse inmediatamente y que iban desde, según lo manifestado por el técnico, "la necesidad de analizar como seguir, porque la vara está hoy arriba de todo y es difícil seguir ganando siempre", hasta cuestiones económicas no resueltas que surgieron de otras fuentes, fue creciendo conforme pasaron las horas.

Los premios por el Mundial obtenido en Qatar en diciembre de 2022 que recién los percibió el cuerpo técnico un año después, siendo además el grupo que componen Scaloni y sus ayudantes de los que menos cobran entre sus pares de los demás seleccionados sudamericanos por obra y gracia de la brecha cambiaria, también sumaban en esta novela cuyo guion empezó a escribirse en las entrañas del Maracaná en la madrugada del 22 de noviembre con Télam presente.

Por eso fue que el pasado 7 de diciembre, cuando volvió a hablar brevemente con la prensa en Miami tras cruzarse un par de minutos con "Chiqui" Tapia durante el sorteo de la Copa América realizado en Miami, además de reiterar lo dicho en Río de Janeiro, también le agregó a modo de anuncio que se reuniría con Messi "a la brevedad".

Te Puede Interesar