sábado 19 nov 2022
La profesía se cumplió y la promesa también

La increíble historia de los jugadores de la Selección Argentina y las cartas

Los jugadores se prendieron a una movida liderada por el Papu Gómez y De Paul. El acierto de Messi con un número que quebró su racha negativa en finales.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de noviembre de 2022 - 16:21

La Copa América ganada por la selección argentina en Brasil el año pasado fue un gran desahogo para los futbolistas dirigidos por Lionel Scaloni. Es que con ese trofeo pudieron cortar una sequía de 28 años sin títulos a nivel mayores, con el valor agregado de que se consiguió en el mítico Estadio Maracaná y ante el clásico rival. El camino hasta aquel inolvidable 10 de julio de 2021 potenció el clima interno del plantel que debió recluirse en un burbuja sanitaria por un mes y medio debido a la pandemia de COVID-19.

Los jugadores formaron una coraza anímica que se hizo más fuerte a medida que se disputaron los partidos. La confianza creció y para matar el tiempo se dieron muchas anécdotas. En las últimas horas se viralizó un avance de “Sean Eternos: campeones de América”, la serie de Netflix que se estrenará este jueves y revelará los detalles de la historia de la histórica consagración en el vecino país.

https://twitter.com/Messismo10/status/1587952083323432960

En el corte mencionado los muchachos contaron una historia “esotérica” en base a un juego el que cada uno debió adivinar la carta que eligió y si eso ocurría no solo ganarían la Copa sino que había que tatuársela. La reunión fue en la habitación de Rodrigo De Paul y cuando Leandro Paredes llegó se encontró con el ex Racing, Giovani Lo Celso, Nicolás Otamendi, Alejandro “Papu” Gómez, Lionel Messi, Ángel Di María y Sergio Agüero, entre otros.

“Estaban boludeando Papu con Rodri, a ver si adivinaban la carta”, contó Messi. “¿Qué hacen boludos? Las ideas boludas las tienen el Papu y Rodri”, añadió el Kun Agüero. A medida que fueron acertando la alegría se convirtió en fervor. “La primera que tiré le pegué y era el seis de basto. Parecía un gol, se tiraban todos, era una locura”, recordó Di María.

Pero fue uno de los ideólogos, el Papu Gómez, quien dio más detalles: “Si adivinás una de diez, ganamos la Copa. Empiezo a tirar y no acertaba hasta que me toca la última. Digo ancho de basto y le pego. Quilombo, gritos, abrazos, ‘ganamos la Copa. Listo, es esta’. La energía, el aura”.

“Le toca a Otamendi, lo mismo, le pega”, agregó el Papu quien mostró el tatuaje que se hizo con el ancho de basto y Otamendi lució el siete de espadas, que era la que había adivinado.

Aunque la clave llegó de la mano de Messi. “Le toca a Leo. Va tirando cartas y le fue errando. Él había perdido cuatro finales con Argentina, cuatro copas. Le pegó y dijimos, ‘listo, no podemos perder’”, confesó Gómez. Pero, cuál fue la carta que acertó el crack rosarino? “El cinco de copas me tocó. Pero me lo voy a hacer”, reconoció Leo, que en su quinto intento con la Selección pudo conseguir su primer título de mayores. Creer o reventar.

Esta historia se mantuvo en secreto hasta ahora y más allá de la anécdota demuestra cómo el grupo fue forjando las bases del buen clima interno. El propio Messi lo manifestó en la arenga viral que también se conoció este miércoles y fue la que el capitán de la Selección les dio a sus compañeros en la previa del choque con Brasil. El testimonio corresponde al mismo documental.

El triunfo ante el Scratch en su casa fue es un espaldarazo para los futbolistas de la Selección cuyo juego gravitó luego de ese torneo y le permitió conseguir la clasificación al Mundial de Qatar cuatro fechas antes del final de las Eliminatorias, ganar otro título, La Finalissima ante Italia en Wembley, y ratificar un invicto que llegó a 35 partidos.

Te Puede Interesar