martes 29 nov 2022
Tras la condena y ya en libertad condicional

El alvearense Luciano Cabral decidió volver a La Paternal

El joven alvearense de 27 años estuvo preso en la cárcel La Colonia en Mendoza, un establecimiento "semicerrado". Sitio Andino, había anticipado su libertad condicional

El club de La Paternal le dio la bienvenida en sus redes sociales: "¡Primer día en casa!", escribió, mientras que el futbolista comenzó a entrenarse de forma particular en el Centro de Fútbol Profesional "Sergio Daniel Batista", donde quedará hospedado.

Luciano Cabral fue condenado en junio de 2018 a nueve años de prisión por ser coautor del homicidio de Joan Villegas en la madrugada de Año Nuevo de 2017. Su papá, José Cabral, confesó ser el autor del crimen y recibió una condena de 16 años de cárcel.

Tras una revisión de la Cámara se le otorgó la libertad condicional y el jugador de Argentinos Juniors fue recibido por las autoridades de la entidad, lo que pronostica que, en un futuro, el futbolista podría regresar a las canchas.

El joven de 27 años estuvo preso en la cárcel La Colonia en Mendoza, un establecimiento "semicerrado" y durante su arresto trabajó cultivando y, con lo que le pagaban, ayudó económicamente a su familia.

Además, se entrenó con regularidad, lo que le permitió un desarrollo favorable de su salud para retomar las prácticas en la institución de La Paternal.

https://twitter.com/AAAJoficial/status/1587190900987502593

Homicidio de Joan Villegas

El crimen sucedió en la madrugada de Año Nuevo en 2017 luego de una pelea, el joven futbolista se entregó tres días después en la comisaría y, aunque reconoció que tuvo una discusión con el hombre, en todo momento negó haber sido el asesino.

Aun así y a pesar de que su papá, José Cabral, confesó ser el autor del crimen, la Justicia determinó que Luciano era "coautor del homicidio simple" y, por ese motivo, le dictaron nueve años de prisión.

Después de estar cuatro años alojado en una cárcel "semicerrada" en Mendoza, la Justicia decidió concederle la libertad condicional y, a pocos días del dictamen, el joven de 27 años fue recibido en Argentinos Juniors.

En el club, Cabral consiguió el ascenso junto al equipo liderado por Juan Román Riquelme, al tiempo que, cuando se cometió el homicidio, jugaba en el Atlético Paranaense de Brasil.

"Yo no soy ningún asesino, no maté a nadie, solo quiero jugar al fútbol. Y si me dan la libertad no me voy a fugar", había expresado Cabral cuando fue detenido.

Fuente: NA

Te Puede Interesar