sábado 19 nov 2022
Hugo Ibarra lleva las de ganar

Boca Juniors, cerca de anunciar a su DT para el 2023

La decisión general más importante que debe tomar Boca Juniors es sobre el rumbo que quiere tomar en el último año de la actual gestión dirigencial.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de noviembre de 2022 - 07:33

La decisión general más importante que debe tomar Boca Juniors es sobre el rumbo que quiere tomar en el último año de la actual gestión dirigencial y en lo particular tiene que ver con el estilo de conducción para el equipo, entre un técnico con experiencia o seguir con uno del riñón del club. El objetivo no hace falta aclararlo, es el mismo independientemente de quién esté al frente: luego de ganar cuanta competencia local tuviera delante, falta la deseada Copa Libertadores. Y para ir por esa obsesión optarían por seguir por el mismo camino de los últimos tiempos: Hugo Ibarra, hombre de la casa, cercano a Juan Román Riquelme y su Consejo de Fútbol.

La continuidad del Negro quedó encaminada en el inicio de esta semana, sin grandes dificultades para ponerse de acuerdo, luego de cuatro meses en los cuales el DT pudo engranar perfectamente en la estructura del fútbol del club, con un líder fuerte como JR y diálogo permanente a la hora de tomar decisiones.

La disyuntiva estaba entre apostar por un técnico con oficio, como lo fue Miguel Russo en el inicio de la gestión, de quien Riquelme valoró la forma en que ayudó traer orden y tranquilidad. De hecho, después de la salida de Sebastián Battaglia, con quien no funcionó el modelo de liderazgo compartido del vestuario, el vice e ídolo pensó decididamente en volver a un entrenador de experiencia. Pero luego fue cambiando su idea, a medida que Ibarra se afianzó, se metió en un grupo de jugadores que de entrada lo miraba de reojo y logró la remontada espectacular en la tabla de posiciones. “Ojalá esté mucho tiempo”, fue el deseo que hizo público sobre el final de la Liga Profesional.

Claro, después se dio que el torneo tuvo un desenlace para el infarto (Boca no pudo ganarle a Independiente y dependió de River) y llegaron los inesperados tropiezos en la Copa Argentina y en el Trofeo de Campeones. Y eso provocó algunas dudas y la necesidad de balance que de antemano para Román tenía una tendencia positiva hacia la continuidad del DT, como adelantó días atrás Olé.

Ahora, post análisis, la decisión de dejar a Ibarra como DT en 2023 está avanzada, con acuerdo encaminado y a la espera del cierre definitivo para dar el anuncio oficial. Todo queda en casa. Hasta el final del mandato.

Fuente: Olé

Te Puede Interesar