imperdible

Abuso sexual: los mensajes que causaron estragos en Vélez

Sebastián Sosa, uno de los imputados en la causa de Abuso sexual en Vélez, espera ser juzgado por la justicia. Mirá lo que pasó ahora.

Salieron a la luz los chats que el arquero Sebastián Sosa mantuvo con su esposa entre la noche del 2 de marzo y la madrugada del día siguiente. Se trata de una prueba que puede ser clave en la causa por Abuso sexual en la que están acusados el uruguayo y otros tres exjugadores del Club Atlético Vélez Sarsfield.

La conversación que Sosa mantiene con Stephani Correa, su pareja, comienza la noche del 2 de marzo, luego del partido que Vélez había jugado de visitante ante Atlético Tucumán. El intercambio se extiende hasta las 2 de la madrugada del día siguiente.

Correa estaba en un cumpleaños y Sosa le escribía desde la habitación en la que también estaban Abiel Osorio, Braian Cufré y José Florentín, los otros tres jugadores denunciados, que por estos días cumplen prisión domiciliaria en Tucumán.

“Acá acostado”, le dice el futbolista a su pareja a las 00.25 del 3 de marzo. En ningún momento dice estar con otros compañeros, tampoco con la joven tucumana.

Nueve minutos antes de las 2 de la mañana, el arquero uruguayo le dice a su esposa que se va a dormir y se despide: “Ya me dio sueño, bebé”. El último saludo es a las 2.

Según explicó el periodista de TN José Inesta, la joven que denunció a los futbolistas declaró que el abuso ocurrió aproximadamente entre las 00.40 y las 2 de la madrugada del 3 de marzo. La Justicia deberá analizar si Sosa estaba lúcido, si sabía lo que estaba sucediendo y qué tipo de participación pudo haber tenido.

Qué dijo Sebastián Sosa en su declaración ante la Justicia de Tucumán

Respecto de lo que ocurrió en el hotel de Tucumán, Sosa comentó: “Yo seguí la nuestra ahí, me pareció que algo comentaron. Cuando miro, Florentín la estaba masajeando (a la denunciante), había música también, fue una cuestión de ellos. Estuvieron masaje va y masaje viene. Nunca la vi incómoda, en ningún momento. Se lo dije a ella, que no la vi mal”.

“Hasta ahí pude ver. Después el ‘paragua’ le da un beso, la situación se puso cachonda entre ellos. Yo ya había conversado con mi señora y le había dicho hace unos minutos que me quería dormir, se me había apagado un poco la energía. Escucho unos besos, que se ponen cachondos, apagué la tele, quedó música de fondo. No veo pero escucho situaciones de besos y cachondeo. Escucho gemidos también. Seguido ese acto, me di vuelta y me dormí. Un rato largo después escuché conversaciones, no sé cuánto dormí. Distingo conversaciones de Osorio con ella, había risas”, continuó.

La denunciante señaló que estas declaraciones son contradictorias: aunque por un lado Sosa dice haber visto que “todo era normal”, por el otro lado sostiene que se quedó dormido.

El Whatsapp secundario de Sebastián Sosa

En su declaración ante la Justicia, Sosa reconoció tener un “Whatsapp secundario” porque su esposa solía revisarle el celular. “Le empecé a mandar mensajes (a la denunciante) desde otro Whatsapp en mi celular. Por suerte los mandé por ahí, porque si no los hubiera borrado para no tener problemas con mi señora”, señaló.

“Si yo hubiera mandado de mi número oficial, hubiera borrado todo como le pedí a ella. Si mi señora está viendo el Whatsapp web tal vez me meto en un lío por una boludez. No desestimo el tema de que alguien venga a tomar algo al hotel. No borré ni un mensaje de esa conversación, está todo para exponerlo”, sostuvo.

Cuál es la situación de Sebastián Sosa en la causa

La Justicia tucumana consideró hasta el momento que Sosa tuvo una participación secundaria en la causa por abuso sexual. La jueza dictaminó la libertad del arquero, que pagó una caución de 50 millones de pesos.

En los últimos días, Vélez rescindió los contratos de los cuatro futbolistas implicados en la causa.

Te Puede Interesar