Tragedias viales
Cornejo impulsará cambios a la Ley de Tránsito pero descartó la "tolerancia cero" de alcohol
Martes, 16 de julio de 2019
Por: Gianni Pierobon - @gmpierobon

Luego de una sucesión de tragedias viales provocadas por conductores alcoholizados que han conmocionado a la sociedad mendocina, el gobernador Alfredo Cornejo reconoció que impulsará una modificación de la Ley de Tránsito para incrementar las multas e incluso arrestar a los infractores. No obstante, descartó por completo que se vaya a aplicar una "tolerancia cero" de alcohol.

El mandatario afirmó este martes que desde la Agencia de Seguridad Vial, el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía están realizando trabajo interdisciplinario para elaborar un proyecto de modificación de la Ley de Tránsito que ingresaría a la Legislatura tras el receso invernal.

"Será para modificar la Ley de Tránsito, pero no con tolerancia cero", resaltó Cornejo. Sobre este punto explicó que "en todos los accidentes trágicos que ha habido, la cantidad de alcohol en sangre que ha habido ha sido superior al 0,5 de la ley. Es una cifra razonable que no le hace perder la conciencia al conductor".

Asimismo agregó que implementar la tolerancia cero de alcohol al volante sería "perjudicial incluso para una de las industrias más emblemáticas de Mendoza", haciendo referencia a la industria vitivinícola.

"Estamos planteando que hay que tener sanciones más rápidas y más altas sobre la gente que conduce alcoholizada. Estamos comprando más grúas para llevarnos los vehículos. Vamos a ser más estrictos, con multas más fuertes. Hoy la multa por alcoholismo es de $18.000 y entendemos que es muy baja. Estamos pensando que tenga que ver con la capacidad contributiva pero que se parezca más al Código de Faltas y que tenga la posibilidad de trabajo comunitario, de sanciones económicas que tengan que ver con el valor del vehículo y hasta con un arresto", detalló el mandatario.

Sobre este último aspecto señaló que las personas que sean arrestadas por manejar alcoholizadas quedarían alojadas en un lugar que no sería la Penitenciaría, sino que se construiría un espacio en El Borbollón con capacidad para 40 o 50 personas que podrían pasar entre uno y treinta días de arresto.

"Hoy tenemos una ventaja sustantiva, estamos mucho mejor preparados. De hecho, han bajado los muertos por accidentes de tránsito con respecto al año pasado. Es una pésima noticia que muera una sola persona, pero que hayan bajado es que los controles están siendo un poco más exhaustivos", expresó Cornejo. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario