el cotejo de ADN dio positivo
Doble homicidio de Chacras: hallaron sangre de Montivero en la escena del crimen
Miércoles, 12 de junio de 2019
Por: Pablo Segura

Un cotejo de ADN con sangre hallada en la escena del crimen del doble homicidio de Chacras de Coria dio positivo con el rastro genético del único imputado, Edgardo Montivero -yerno de las víctimas-, por lo que el sospechoso quedó sumamente complicado.

Así lo confirmaron los peritos, quienes este miércoles por la tarde recibieron la confirmaron de que la sangre hallada en el lugar correspondía al ahora imputado.

Con esto se refuerza la hipótesis de que Montivero peleó con las víctimas, Francisco Rodríguez (69) y Raquel Gómez (72), y por eso tenía un corte en la palma de una de sus manos. Él, ante el fiscal, había declarado que esa lesión la había sufrido lavando los platos.

Raquel Gómez, una de las víctimas. 

Esta prueba se suma al informe de la pericia del celular del imputado, el cual indica, a través del GPS, que el sospechoso estuvo una hora y media en la casa de las víctimas el día del hecho, el jueves 6 por la tarde-noche.

En ese sentido, las pruebas demostraron que el acusado salió de su casa, en Luján de Cuyo y abordó un colectivo que lo llevó hasta la casa de las víctimas, en Beltrán y Larrea de Chacras de Coria. Allí el GPS indicó que Montivero estuvo una hora y media en esa casa y luego regresó, de la misma forma, a su vivienda.

En tanto que en las uñas de las víctimas fatales hallaron restos que posiblemente podrían ser del imputado. Esto, de ser confirmado por los peritos, terminaría de complicar a Montivero.

Para los investigadores, Montiveros mató a la pareja por una vieja deuda de dinero que tenía con Rodríguez. Incluso, los pesquisas han recibido información de que el ahora imputado mantenía problemas de dinero con varias personas.

En un primer momento fue detenida la hija de la mujer asesinada, pareja del principal sospechoso, pero luego fue liberada por falta de pruebas.

Es que la mujer admitió que había movido los cuerpos y alterado la escena del crimen cuando llegó al lugar y se encontró con los cadáveres. Pero luego las pericias científicas no la ubicaron en la escena al momento del asesinato, por lo que no fue imputada.

Montiveros, en la fiscalía, llorando por la muerte de su yerno. Luego fue detenido como autor de los asesinatos. 

Rodríguez y Gómez fueron asesinados a puñaladas en la tarde-noche del jueves 6 de junio. Recién en la mañana del día siguiente fueron encontrados por la hija de la mujer, quien al no recibir contestación de los llamados a su madre fue hasta la casa.

Desde un primer momento la justicia puso la lupa en el círculo íntimo de las víctimas y los primeros informes de Científica lo terminaron de confirmar.

Fuentes judiciales dijeron que el ahora sospechoso, habría actuado solo y de no surgir otra prueba, la causa se esclarecería rápidamente. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario