Lo atraparon en Guaymallén
Cayó un mendocino por el robo de 50 millones de pesos en joyas en Santiago del Estero
Viernes, 8 de febrero de 2019
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Juan Manuel Morales fue detenido en calle Rafael Obligado y Granaderos de San Martín de San José. 

Un conocido delincuente mendocino quedó detenido este jueves por estar señalado como uno de los autores de un millonario robo que ocurrió el jueves 31 de enero en una joyería de Santiago del Estero, donde golpearon en la cabeza a la dueña y sustrajeron cerca de 50.000.000 de pesos en joyas. Se trata de Juan Manuel Morales, de 37 años y con antecedentes, quien fue capturado en Guaymallén.

El robo ocurrió la mañana del último día de enero en la joyería Nabila, ubicada en calle Libertad 521, entre Belgrano y Absalón Rojas, del centro de Santiago del Estero.

A ese lugar entró un hombre y preguntó por el precio de un reloj. Luego se marchó y, en complicidad con otros dos delincuentes, dio el visto bueno para que se perpetrara el atraco. De esa manera, los otros dos individuos entraron a los minutos y redujeron a Graciela Bulners (53), dueña del local y a un empleado de 19 años. 

Tras amenazar a las víctimas, uno de los ladrones le pegó un culatazo en la cabeza a la dueña y encerró a ambos en un baño luego de maniatarlos con precintos. Como consecuencia del robo, los ladrones se alzaron con 15 kilos de joyas de oro, valuadas en 50.000 de pesos, según  informó el Nuevo Diario de Santiago del Estero.  

Los efectivos de aquella provincia indagaron sobre los posibles autores del hecho y consiguieron imágenes de cámaras de seguridad de otros negocios donde se observa al trío de malvivientes. Sin embargo, no pudieron encontrarlos hasta que en Mendoza surgió una novedad.

Los elementos que fueron recuperados por personal de la División de Robos y Hurtos de Investigaciones en Guaymallén. 

Es que un hombre se dirigió a dos locales de la Galería Tonsa de Ciudad y les ofreció a los comerciantes unos cinco kilos de joyas de oro, entre anillos y cadenitas. 

A raíz de esta situación, personal idóneo de la División Robos y Hurtos de Investigaciones, comenzaron a realizar averiguaciones para saber si esos elementos habían sido robados en la provincia. A pesar del rastrillaje, el resultado fue negativo, es decir, que en el Gran Mendoza no se produjo ningún hecho donde se hubiese robado esa cantidad de elementos. 

Si embargo, no tardó en llegar la información que en Santiago del Estero una joyería había sido asaltada y delincuentes se habían alzado con un millonario botín. Inmediatamente los pesquisas se comunicaron con sus pares y trabajaron en conjunto para esclarecer el hecho. 

De esa manera, tras el cruce de información e intercambio de fotos, supieron que uno de los delincuentes era Juan Manuel Morales, con abundantes antecedentes y el otro era su hermano, Ramón Eduardo Morales, también con antecedentes y del barrio la Gloria de Godoy Cruz. Mientras que al tercer cómplice aún no lograron identificar. 

Luego de diferentes trabajos de seguimiento, ubicaron a Juan Manuel Rosales en un domicilio de Granaderos de San Martín y Rafael Obligado de San José, en Guaymallén. En ese lugar, los efectivos recuperaron algunas joyas del botín como así también secuestraron teléfonos y dinero. 

En cuanto a su hermano, no fue encontrado mientras que también tratan de identificar al tercer sospechoso. 

El día 6 de Febrero se realizaron varios allanamientos relacionados con la detención, el primero de ellos en el interior del Barrio Jardín Agrelo de Luján, donde se procedió al secuestro de las prendas de vestir, también robadas en Santiago del Estero.

El segundo procedimiento se realizó en un local la galería Tonsa, secuestrando cadenas de oro, pulseras, anillos, dijes, por un peso total de 276.6 gr. (valor aproximado por el peso en bruto de $ 276.000).

Por último, se realizó un allanamiento en la calle Rivadavia de Capital logrando el secuestro de una balanza digital y tres barras tipo lingotes color dorados.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario