revuelo
Futbolista mendocino acusado de abuso: lo declaran prófugo y le prohíben salir del país
Viernes, 11 de enero de 2019
Por: Pablo Segura

A una semana de la denuncia contra un futbolista mendocino profesional por un supuesto caso de abuso sexual, la justicia continúa buscando al acusado y ya se lo declaró en calidad de prófugo.

En ese sentido, el sospechosos tiene pedido de captura nacional e internacional, en tanto que se notificó a Migraciones y los distintos pasos fronterizos para evitar que el deportista salga de la provincia o el país.

La denuncia radicada por la madre de la víctima -de 3 años- causó un revuelo enorme en el club Independiente Rivadavia, como así también en el ámbito futbolero de la provincia, pues el sospechoso jugó para varios equipos de Mendoza.

Hay quienes opinan a favor del acusado -de quien se reserva su identidad por no estar imputado aún- y otros que lo acusan directamente, incluso hasta con posteos en las redes sociales.

En el medio, el fiscal Gustavo Stroppiana intenta esclarecer el caso y para esto, lo primero que solicitó es la detención del sospechoso.

Trascendió que el futbolista presentó al abogado Juan Carlos Ruiz como defensor y el letrado pidió un mantenimiento de libertad que fue rechazado.

Ante esto, la policía sigue buscando al acusado y se han realizado varias medidas para hallarlo. Hasta el momento, todas dieron negativo.

Una alta fuente policial indicó que la causa es investigada con estricto secreto de sumario y que no se descarta ninguna hipótesis. "Puede ser una denuncia falsa o un hecho gravísimo", afirmó el efectivo.

En base a esto, agregó que las pericias físicas a la nena dieron negativas y no se encontró ninguna lesión.

Sin embargo, esto era casi un hecho porque la denunciante no habló de un acceso, como así tampoco de un tocamiento, sino más bien de un hecho "gravemente ultrajante", que es cuando el hecho sexual causa un daño psicológico en la víctima.

Por el contrario, del lado de la defensa, allegados al deportista hablan de una denuncia para "perjudicarlo" en medio de una enemistad de hace varios años, por otros temas. Esto, por el momento, no ha sido declarado por ningún testigo en la causa.

Ahora bien, para los investigadores policiales la causa se va a esclarecer con dos medidas clave.

Por un lado la pericia psicológica al sospechoso, siempre y cuanto este sea detenido. Por el otro, la Cámara Gesell que se le realizará a la pequeña de 3 años, donde un equipo de profesionales analizarán todos los dichos, actitudes y gestos de la criatura, para intentar que cuente lo que pasó.

¿Cárcel?

Si bien desde la fiscalía han evitado hablar del tema, amparándose en el secreto de sumario, trascendió que el objetivo del Ministerio Público es tener detenido al sospechoso, para evitar una fuga.

Además, la intención es realizar la mayor cantidad de pericias posibles con el acusado aprehendido. Mientras, la defensa ya solicitó algunas pruebas y el fiscal las aceptó.

Sin embargo, el mayor objetivo de la defensa es evitar que el futbolista vaya a la cárcel, por lo que se podría tramitar una prisión domiciliaria mientras avance el proceso en su contra.

En medio de todo esto, la fiscalía aún no define la calificación del hecho. Por lo tanto, la denuncia, en caso de confirmarse como un "abuso gravemente ultrajante", podría llevar a una imputación que arriesga hasta 10 años de cárcel. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario