Mendoza

Violencia sexista: los casos que más se denuncian en Educación Superior

El gobierno escolar interviene en casos de violencia sexista en instituciones de Educación Superior de Mendoza. Cuáles son las violencias que más se denuncian.

Por Florencia Rodriguez

Durante el 2022, la Dirección General de Escuelas (DGE), a través de la Coordinación General de Educación Superior (CGES), intervino en 21 casos de violencia sexista en instituciones de Mendoza. De total de las mujeres que sufrieron estos episodios de maltrato, el 70% eran estudiantes mientras que el resto fueron docentes y celadoras.

“Intervenimos en casos que se dan en nivel superior, tanto dentro de las instituciones como en ámbitos asociados ya que, en muchas ocasiones, hemos acompañado en episodios de violencia doméstica que sufren las estudiantes, celadoras y docentes. Tenemos equipos de trabajo formados en problemáticas de género, entonces cuentan con nuestro asesoramiento y acompañamiento en cómo proceder: dónde tienen que hacer la denuncia si lo desean, cómo proceder de acuerdo a la zona donde viven, también redireccionamos a albergues y a los departamentos de género”, comenzó a explicar María Rosa Cambria, coordinadora de Consejería de Género del CGES.

La coordinación se formó en el 2019 y forjó su estructura en el 2020, durante la pandemia. En el 2021 intervinieron en 28 episodios de violencia sexista en educación superior y en el 2022, actuaron en 21. “Un 70% de los casos en los que hemos intervenido corresponde a mujeres estudiantes y el porcentaje restante corresponde a docentes, celadoras y personal administrativo”, agregó.

Los tipos de violencia

La violencia sexista también puede entenderse como violencia de género, se trata de todo tipo de maltrato que sufren las mujeres por su género y puede ser económica, psicológica, emocional, física y/o sexual. En la mayoría de los casos en los que intervino CGES dentro de las instituciones de Educación Superior fue por violencia psicológica y emocional.

La mayoría de los casos son por violencia psicológica. Nuestro posicionamiento responde a la Ley N° 24.685, de Violencia contra la Mujer que rige nuestro protocolo que es específico para nivel superior a través de la Resolución N° 676/2020. Allí se establecen cuáles son los casos de violencia que atendemos y la tipificación legal, entre otras. Hemos trabajado con violencia de docentes varones hacia colegas y contra estudiantes”, señaló Cambria.

“Son mujeres que han sufrido situaciones de estos tipos y que tienen derecho a realizar su denuncia ante la Justicia. En nuestros institutos (del ámbito público aunque también intervienen en algunos privados) lo que se ve violencia psicológica, emocional y simbólica de forma permanente por ser mujer. Ahora, en todas las instituciones de Educación Superior, las estudiantes, docentes, personal administrativo y celadoras saben que está la coordinación y que pueden dirigirse a consultar, pedir asesoramiento y acompañamiento. Brindamos todo lo necesario con un equipo capacitado que sabe cómo actuar ante cada situación”, cerró la funcionaria.

Te Puede Interesar