esperan ampliar la cobertura

Vacunación triple viral: últimos días de una campaña clave

El domingo11 cierra la campaña de dosis adicional de la triple viral para niños de 13 meses a 4 años. La adhesión es baja. Posterior a la fecha no se vacunará.

Por Cecilia Zabala

La campaña de vacunación para la dosis adicional de la triple viral, está a punto de terminar y hasta hoy los números no son alentadores ya que están por debajo del objetivo fijado por el Gobierno, por eso se espera que durante la última semana de campaña se amplíe la cobertura sobre el grupo objetivo: todos los niños de 13 meses a 4 años inclusive. El porcentaje de cobertura ronda el 60%, cuando se esperaba alcanzar el 90%. La campaña cierra el próximo domingo.

La poca adhesión a nivel nacional, que no escapó a Mendoza, a este refuerzo hizo que la campaña debiera extenderse del 13 de noviembre al 11 de diciembre, con el objetivo de sumar más chicos. Esta acción se lanzó el 1 de octubre, con el objetivo en la provincia de llegar al 90% de este grupo, sin embargo ese número está muy distante de lo logrado hasta hoy.

Vale aclarar que posterior al domingo próximo 11 de diciembre no se aplicarán las dosis adicionales.

Ante esto, el Consejo Federal de Salud decidió extender unas semanas más la Campaña Nacional de Vacunación contra sarampión, rubéola, paperas y poliomielitis 2022, con el objetivo de que más niños y niñas reciban las dosis adicionales. Esta es una de las campañas conocidas como campañas de seguimiento, que se realizan cada cuatro años en todo el país.

Sin embargo, al último día de noviembre el porcentaje de chicos vacunados con esta dosis adicional, gratuita y obligatoria de las vacunas Triple Viral (contra sarampión, rubéola y paperas) e IPV (contra poliomielitis), apenas llegaba al 60% en toda la provincia, con grandes disparidades entre los departamentos.

Ese porcentaje está muy por debajo de lo proyectado por el Gobierno. Cabe aclarar que en una primera instancia se esperaba llegar al 90% del universo objetivo para esta campaña, que es de más de 100.000 chicos. A partir de la poca concurrencia a los vacunatorios para esta dosis adicional, se redefinió el objetivo y se bajó a 80%, aunque por ahora está muy lejos de cumplirse.

De hecho, en las semanas agregadas el porcentaje tampoco registró mucha variación ya que al 13 de noviembre la media provincial indicaba una adhesión del 58.9%, mientras que a finales de noviembre, la ministra de Salud, Ana María Nadal, aseguró que se estaba "superando el 60% de cobertura". "No es la que esperábamos, nuestra meta era alcanzar el 90%. Hay distintos comportamientos en la provincia: en departamentos como La Paz o los del Valle de Uco hay porcentajes muy altos de cobertura. En el Gran Mendoza, nos ha costado un poco más, sobre todo, donde hay más densidad poblacional”, señaló.

"Hay varios factores que explican esta situación. Primero, que al ser una dosis adicional probablemente no se haya interpretado que, aunque esté el esquema completo, es fundamental colocarse esta dosis, con una mirada poblacional general porque no sólo es el beneficio individual sino que tiene que ver con evitar que vuelvan a aparecer el sarampión, la rubeola, la polio. Hemos trabajado con los pediatras para fortalecer la recomendación de esta dosis adicional", señaló la ministra días atrás.

¿Por qué es clave la vacunación?

En Argentina el sarampión, la rubéola y la poliomielitis son enfermedades que están eliminadas. Esto quiere decir que ya no circulan en nuestro país. Sin embargo, aún provocan brotes en otras partes del mundo y en Argentina hay "alto riesgo" de reintroducción de la polio.

Hace 28 años la región de las Américas había eliminado a la poliomielitis, una enfermedad infecciosa incurable y potencialmente mortal causada por un virus que se propaga de persona a persona. Puede invadir el cerebro y la médula espinal y generar parálisis. Pero en 2022 se detectó circulación en Estados Unidos, y la Argentina es uno de los países con riesgo mediano-alto de reintroducción del virus de la polio, precisamente porque las niñas y los niños no tienen los niveles de coberturas de vacunación que se recomiendan.

La poliomielitis regresó en 28 países, en dos es endémico (Pakistán y Afganistán), hay cuatro países de "muy alto riesgo" de reintroducción de la enfermedad (Brasil, República Dominicana, Haití y Perú), hay 33 países con brotes en la región del Mediterráneo Oriental, África y Europa (incluidos Ucrania e Israel) y seis países de alto riesgo de introducción (Argentina, Bahamas, Ecuador, Panamá, Surinam y Venezuela).

Aplicar estas vacunas en todo el país permite inmunizar a los niños y niñas que no recibieron la vacuna, que no completaron el esquema primario o que no respondieron a la vacunación. Esto es fundamental para sostener la eliminación de estas enfermedades en el país, protegiendo la salud de todas las personas. Argentina está libre de la circulación de poliovirus salvaje desde 1984, no presenta casos endémicos de sarampión desde el año 2000, ni rubéola congénita desde el 2009.

Con estas dosis adicionales se espera llegar a dar mayor protección y evitar que estas enfermedades resurjan en nuestro país.

Te Puede Interesar