A tomar nota

Paso a paso: ¿Cómo curar un mate de madera?

Un vicio argentino y un compañero infaltable. Conocé cómo curar tu mate de madera o calabaza correctamente con estos sencillos pasos.

Actualmente, en Argentina y en todo el mundo, se utilizan mates de los más variados materiales, cada uno con sus propias particularidades. Cada uno se sirve al gusto propio y las opciones son infinitas, sin embargo, cada una tiene sus ventajas y no.

En el caso de que se opte por un mate de madera o de calabaza, se debe tener en cuenta que estos materiales necesitan ser adaptados para la acción a través de un sencillo proceso llamado: curación.

En la nota te vamos a contar cómo hacerlo, paso a paso, para que los disfrutes.

Cómo curar un mate de madera

  • La primera parte básicamente será chequear que tu mate esté limpio y en optimas condiciones. Te recomendamos que no lo mojes.
  • La segunda parte de este paso a paso se relaciona con el untado de algún medio graso en su interior (aceite o manteca) y luego lo dejarás reposar durante 24 horas.
  • Posteriormente deberás llenar toda su capacidad con yerba húmeda o alguna que ya haya sido utilizada.
  • Tendrás que colocarle agua hirviendo.
  • Dependiendo a la capacidad que tenga el mate deberás dejarlo en reposo.
  • Para que quede el mate quede curado de la mejor manera se tendrá que repetir este proceso por dos o tres veces.

¿Cómo limpiar un mate?

Este es un proceso que debes hacer inmediatamente luego de haber consumido mate. Se debe tirar toda la yerba y por ello no es recomendable dejar los restos en el interior durante mucho tiempo. Tendrás que enjuagarlo y luego escurrirlo para que se seque. Lo ideal es que se deje boca arriba para evitar la generación de hongos y bacterias.

Yuyos, comercio de yerba mate en Mendoza. Matear

¿Cómo limpiar correctamente la bombilla del mate?

La bombilla es un elemento que debe tener una buena higiene, ya que, en algunos casos puede ser compartida por varias personas. Por lo tanto, se sugiere que sea de un material noble y que se lave apropiadamente teniendo en cuenta la frecuencia de su uso.

La mayoría de especialistas recomiendan hacerlo con agua y bicarbonato. Para realizar este proceso es necesario llenar una cacerola con agua y añadirle dos o tres cucharadas de bicarbonato. Posteriormente se sumergen las bombillas hasta que el agua quede hervida. Inmediatamente se notará que el color del agua se torna un poco más oscuro.

En el siguiente paso de este proceso se retirarán las bombillas y se dejarán encima de un paño limpio hasta que se sequen. Con este procedimiento quedarán higienizadas pero, algunas personas prefieren usar cepillos de cerdas para alcanzar lugares difíciles.

Con información de ElDestape

Te Puede Interesar