balance

La llegada de turistas este finde XXL superó las expectativas, pero el sector mantiene la mesura

La Provincia de Mendoza estuvo entre los destinos más elegidos tras una temporada de verano floja. Los empresarios advierten que será un año complicado.

El fin de semana XXL fue un verdadero impulso para el turismo en Mendoza, que venía alicaído. Lo cierto es que la llegada de turistas nacionales e internacionales superó las expectativas moderadas que se manejaban y arrojó una ocupación del 90% en promedio, con picos en San Rafael y destinos de montaña.

Así, la Provincia estuvo entre los cinco destinos más elegidos durante esta Semana Santa, con feriado puente y feriado patrio incluido.

La dinámica de este feriado universal, hizo que arribaran turistas de Chile, Paraguay y Uruguay, mientras que brasileños en menor medida. De hecho, se notó un incremento significativo de visitantes uruguayos y muchos se animan a decir que tiene que ver con un efecto de la película "La sociedad de la nieve".

Según explicó a Sitio Andino la presidenta del Emetur, Grabriela Testa, el porcentaje promedio de ocupación hotelera rondó el 90%.

En San Rafael se llegó al 95%, al igual que en destinos de montaña, como Cacheuta, Potrerillos y Uspallata, en el Valle de Uco al 85% (Tunuyán con 90%), el área Metropolitana con 80% (y levemente mejor la Ciudad de Mendoza).

Cabe aclarar que todos estos porcentajes son un promedio, aunque si se desglosa se observa un pico en la noche del viernes y sábado. En cuanto a los gastos, el promedio se ubicó en $55.000 diarios por persona, contemplando el alojamiento.

"La ocupación superó el fin de semana de Vendimia porque es un feriado que comparten todas las provincias y casi todos los países", explicó Testa y señaló que la proporción fue de 75% turistas nacionales y 25% turistas extranjeros.

"En general a Mendoza le va muy bien los fines de semana largos. Es un destino con una media de cinco días", destacó Testa.

turismo mendoza semana santa.jpg

El turismo "improvisado"

Desde hace algún tiempo viene dándose un fenómeno cada vez más creciente, que es el turista "improvisado", ese que llega sin hacer reservas. "Se trata de familias o grupos de amigos que deciden el viaje sobre el momento", explicó Testa.

Eso hace que muchas veces sea difícil acertar con las previsiones que se tienen en cuanto a ocupación, tal como sucedió en esta oportunidad, en la que se superaron las expectativas.

Expectativas moderadas y estrategias

Este impulso es, como señalan desde el sector, un aliciente para una temporada que se mostró floja. Testa explicó que durante los primeros tres meses del año (el verano) se noto una caída de visitantes del 8% si se lo compara al mismo periodo del año 2023, que se consideró en materia turística "un buen año".

Los empresarios hoteleros y gastronómicos advierten que se espera un año "complicado" producto de la situación económica, por lo que están trabajando en distintas estrategias.

Una de las alternativas en análisis es reeditar el programa "SALE Mendoza", donde los distintos prestadores ofrecen descuentos para atraer visitantes. Además, en conjunto el sector público y privado diseñan la participación en ferias nacionales e internacionales para visibilizar el destino Mendoza, y por estos días se analiza la presencia en la feria para turismo de alta gama EMOTIONS Travel Community. Es que la provincia cuenta con una amplia oferta destinada a este público: alojamientos de lujo, hoteles 5 estrellas, restaurantes con estrellas Michelín, etc.

En paralelo, se sigue fortaleciendo a Mendoza como destino de bodas y lo que se llama MICE Mendoza (Meetings, Incentives, Conferences and Exhibitions), es decir como sede para congresos, exposiciones, grupos de incentivos y corporativos.

Te Puede Interesar