Consumo problemático

Crisis social y alcoholismo: preocupa el aumento de casos en un rango etario

Es la droga que encabeza el ranking de sustancias en todo el país. Crisis social, consumo temprano y pandemia, factores que complejizan el problema.

Por Ángeles Balderrama

Los consumos problemáticos se encuentran en aumento en todo el país y el alcohol es uno de ellos. La crisis social y económica, sumado a los efectos de la pandemia, generaron que más personas comenzaran a manifestar problemas de salud. El panorama en la provincia de Mendoza.

Marta Hintuchi es psicóloga y, desde hace más de 6 años, coordina el Plan Provincial de Adicciones del Gobierno de Mendoza. Consultada por Sitio Andino sobre la problemática del alcoholismo, especialmente luego de la gran cantidad de accidentes de tránsito protagonizados bajo sus efectos, la profesional destacó que su consumo "viene en aumento en todo el país".

"Es la droga que encabeza el ranking de consumo de sustancias. Por ahí, las situaciones que nosotros atendemos en los efectores de la Dirección de Salud Mental son las que revisten un problema de salud crónico, por eso nosotros diferenciamos estas situaciones con las de accidentes de tránsito, que a veces pueden ser resultado de múltiples causas", dijo Hintuchi.

Accidente vial en Godoy Cruz.jpeg
Siete fallecidos por accidente vial durante el mes de mayo.

Siete fallecidos por accidente vial durante el mes de mayo.

En concreto, se considera consumo problemático a aquellas prácticas que implican riesgos y daños para la persona que la ejerce. Son consumos problemáticos: el alcohol, el tabaco, las drogas, el juego, la tecnología, las compras, la alimentación o cualquier otro consumo que un médico diagnostique como compulsivo, es decir, fuera de control.

En este sentido, desde la Dirección de Salud Mental destacaron que "desde la pandemia, se ha visibilizado un poco más". Esto se suma a la crisis social y económica que complejiza el consumo.

"A veces vamos a lugares en el que nos dicen que hay sustancias ilegales que están siendo tan adulteradas que a las personas les resulta más accesible esa sustancia que el alcohol mismo", aseguraron. "A veces vamos a lugares en el que nos dicen que hay sustancias ilegales que están siendo tan adulteradas que a las personas les resulta más accesible esa sustancia que el alcohol mismo", aseguraron.

Para la profesional, "en este contexto económico y social tan adverso hay situaciones que se vuelven difíciles".

"El aislamiento trajo pérdidas de empleo, muertes de seres queridos, entonces desencadenó que algunas situaciones de consumo se hicieran más profundas y que aparecieran nuevas. Para dormir, algunos empezaron a hacer uso de psicofármacos o del alcohol y a veces son puertas de entrada para los consumos problemáticos. Desde el punto de vista social y anímico trajo mayor inestabilidad", remarcó Hintuchi.

alcohol_cero_x1x_crop1669916529199.webp

Los números del alcohol

Si bien destacan que no existen en Argentina estadísticas actualizadas, por la vulnerabilidad que tienen en ese momento de la vida son los adolescentes los que más preocupan.

"Hoy en día nos preocupan las adolescencias en relación al consumo de alcohol y de otras sustancias porque los menores, en particular, no tienen desarrollada su personalidad ni su sistema nervioso y eso ya implica un daño potencial. Además hay que agregar todo lo que puede ocurrir bajo ese estado, como relaciones sexuales sin consentimiento o conductas de las que no nos acordamos al otro día", explicaron desde el programa de Adicciones.

Otro emergente son las personas gestantes que "se las encuentra con tóxico positivo, o recién nacidos y niños. Es una situación muy dolorosa y que implica mucho riesgo". Otro emergente son las personas gestantes que "se las encuentra con tóxico positivo, o recién nacidos y niños. Es una situación muy dolorosa y que implica mucho riesgo".

La Encuesta Nacional de Consumos y Prácticas de Cuidado (ENCoPraC) publicada en 2023 (en base a datos recopilados entre julio y octubre de 2022 por la Encuesta Permanente de Hogares) destacó que el consumo de alcohol y tabaco presentan las prevalencias más altas, seguido por el consumo de marihuana. De ellos, los varones presentan tasas de consumo superiores a las de las mujeres para todas las sustancias excepto en el caso de tranquilizantes, estimulantes y marihuana con fines terapéuticos.

  • El 81% de los más jóvenes (de 16 a 24 años) bebió alcohol alguna vez y en promedio comenzó a los 16 años.
  • El consumo actual de alcohol se encuentra presente en el 51,2% de la población, y en mayor medida en los varones.
  • Entre los 25 y los 34 años se observa la tasa más elevada del 59,7%, seguido por el rango de 16 a 24 años (52,2%).
grafico consumo alcohol en argentina.png

Búsqueda de placer, el principal motivo

En la Encuesta Nacional de Consumos y Prácticas de Cuidado, el 72,9% declaró consumir alcohol “por placer y/o curiosidad, búsqueda de nuevas experiencias ”, mientras que un 26,0% dijo consumir “por costumbre, tradición o hábito”.

Por su parte, el 13,6% respondió que consumía “para relajarse, dormir, calmar nervios o dolores físicos” y un 11,6% explicó que lo hacía “para desinhibirse o socializar”. Otras categorías menos mencionadas fueron: “para enfrentar situaciones difíciles (conflictos familiares, económicos o laborales)”, “por presión grupal o social”, “por sentir soledad y/o abandono” y “para estimularse o estar alerta”.

En la mayoría de los casos (50,8%), decidieron consumir alcohol en su casa, mientras que un 23,3% lo hizo en la casa de amigos o su pareja. En la mayoría de los casos (50,8%), decidieron consumir alcohol en su casa, mientras que un 23,3% lo hizo en la casa de amigos o su pareja.

grafico consumo alcohol en casa.png

En cuanto al indicador de Consumo Regular de Riesgo, 1.382.039 personas (representan el 13,0% de la población argentina) consume cinco o más tragos en un día habitual, lo que muestra un consumo regular de riesgo. Al diferenciar por género y tramo de edad se observa un consumo de riesgo mayor entre los varones (16,4%) y entre las franjas etarias de 16 a 24 y de 25 a 34 años (17,0% y 19,1%, respectivamente).

Consumos problemáticos: qué hacer en la provincia de Mendoza

Desde el Plan Provincial de Adicciones del Gobierno de Mendoza, destacaron que lo primero que hay que entender es que "tenemos que pensar los consumos problemáticos como un problema de salud, no como un vicio o falta de voluntad de la persona que consume".

En ese sentido, explicaron que existen 9 centros ambulatorios de Adicción, distribuidos en toda la provincia de Mendoza. Sin embargo, "a veces lo que más cerca tienen es el pediatra, o un centro de salud. Entonces en donde sientan más confianza, vayan a pedir orientación, ayuda y, desde ahí, plantear un camino".

A su vez, destacó la línea 148 que funciona entre las 8 y las 20 horas."Marcando la opción 0 pueden contar cuál es el problema y van a recibir asesoramiento. Es anónimo", sostuvieron.

También puede interesarte leer: Conductor alcoholizado volcó en Junín

Te Puede Interesar