Tecnología

Ciberseguridad: la amenaza silenciosa de los keyloggers

Una amenaza a la ciberseguridad son los keyloggers. Un tipo de malware que utilizan estafadores para cometer robos de identidad, fraudes financieros y chantajes.

Conocer qué es un keylogger y cómo evitarlos es fundamental en la era digital actual, donde la ciberseguridad desempeña un papel central en nuestra vida cotidiana. Entre las diversas amenazas que acechan en línea, los keyloggers han surgido como una preocupación constante para la privacidad y la integridad de los datos. Estos programas maliciosos, diseñados para registrar cada pulsación de tecla realizada en un dispositivo, representan una amenaza sigilosa y potencialmente devastadora para la seguridad de la información personal y confidencial.

Los keyloggers, también conocidos como registradores de teclas, pueden infiltrarse en sistemas informáticos de diversas maneras. Desde correos electrónicos de phishing hasta descargas de software infectado, estos ciberataques pueden pasar desapercibidos para los usuarios, lo que los convierte en un riesgo significativo para la seguridad en línea. Una vez instalados en un dispositivo, los keyloggers registran cada pulsación de tecla, incluyendo contraseñas, números de tarjetas de crédito y otros datos sensibles, y luego envían esta información a los atacantes. Este acceso a datos personales puede llevar a la usurpación de identidad, fraudes financieros y otros delitos cibernéticos.

image.png
Ciberseguridad: la amenaza silenciosa de los keyloggers

Ciberseguridad: la amenaza silenciosa de los keyloggers

Según explicó Vladimir Villa, CEO de Fluid Attacks, en una entrevista en Expreso “aunque puede no ser muy acertado, dentro de la categoría de keyloggers también suelen incluirse herramientas de software que registran más que sólo pulsaciones de teclas. Por ejemplo, algunas toman capturas de pantalla del dispositivo objetivo y otras registran todo lo que el usuario copia o corta y es almacenado temporalmente en el portapapeles de su dispositivo. Además, están aquellas que logran grabar audio, capturas de cámara y datos de GPS. Todos estos “keyloggers” pueden estar presentes en computadoras, teléfonos móviles o tablets sin que nos demos cuenta”.

¿Cómo saber si hay un keylogger instalado en alguno de nuestros dispositivos?

Algunas señales a las que una empresa o usuario debe estar atenta para saber si sus dispositivos han sido afectados por un keylogger son las siguientes:

Rendimiento lento del sistema: Si notas que tu dispositivo se vuelve significativamente más lento de lo normal, podría ser una señal de que hay un keylogger en funcionamiento. Estos programas pueden consumir recursos del sistema y ralentizar su rendimiento.

Actividad inusual del disco duro: Si el disco duro de tu dispositivo está constantemente activo, incluso cuando no estás realizando ninguna tarea intensiva, podría indicar que un keylogger está registrando y almacenando tus pulsaciones de teclas.

Comportamiento extraño del teclado: Si observas que las teclas no responden como deberían o se registran caracteres incorrectos, podría ser una indicación de la presencia de un keylogger que está interceptando las pulsaciones de teclas.

Cambios en la configuración: Si notas cambios repentinos en la configuración de tu sistema, como la desactivación del antivirus o el cortafuegos, es posible que un keylogger haya realizado estas modificaciones para evitar la detección.

Uso inusual de la CPU: Si la actividad de la CPU muestra un aumento significativo incluso cuando no estás ejecutando aplicaciones intensivas, podría ser un signo de que un keylogger está trabajando en segundo plano.

Drenaje rápido de la batería: Si tu dispositivo móvil experimenta un drenaje de batería más rápido de lo habitual, un keylogger podría ser el culpable, ya que su funcionamiento constante puede agotar la batería más rápidamente.

Comportamiento extraño de las cuentas en línea: Si detectas actividad inusual en tus cuentas en línea, como accesos no autorizados o cambios en la información personal, podría ser una señal de que un atacante ha obtenido acceso a través de un keylogger.

Anomalías en el tráfico de red: Si notas un aumento en el tráfico de red saliente, especialmente cuando no estás navegando activamente, podría indicar que un keylogger está enviando los datos capturados a un servidor remoto.

image.png
Ciberseguridad: la amenaza silenciosa de los keyloggers

Ciberseguridad: la amenaza silenciosa de los keyloggers

También te puede interesar: WhatsApp: descubre el enigmático código "7375"

Si sospechás que tu dispositivo está infectado con un keylogger, es importante tomar medidas inmediatas. Escanear tu sistema con software antivirus actualizado, utilizar herramientas anti-malware, y cambiar tus contraseñas de manera segura son pasos esenciales para protegerte contra esta amenaza. Siempre mantén tu software y sistema operativo actualizados para reducir las posibilidades de infección por keyloggers u otras amenazas cibernéticas/Expreso.com.

Te Puede Interesar