malestar y advertencia

Paritarias: un nuevo frente de batalla se le abre a Suarez

Apoc también rechaza el aumento que ofrece el Gobierno en la nueva paritaria. Anunció un estado de alerta permanente y asambleas y movilizaciones programadas

Por Cecilia Zabala

Un nuevo frente de batalla se le abrió al gobierno de Rodolfo Suarez en medio de la negociación paritaria que se retomó la semana pasada para compensar la inflación. Hasta ahora, un gremio que se mantenía "pacífico" era Apoc (Asociación del Personal de los Organismos de Control Mendoza), pero dejó esa postura para pasar a un estado de alerta permanente y asambleas y movilizaciones programadas en reclamos de mejoras salariales y de condiciones laborales. Las manifestaciones de los trabajadores de este sector ya empezaron con una en el tercer piso de la Casa de Gobierno.

Mientras que meses atrás fueron otros los gremios que mantuvieron las situaciones de mayor conflictividad con el Gobierno, ahora es Apoc el que se planta. Ya decidieron rechazar la propuesta que el gobierno presentó. La decisión fue votada por unanimidad en la asamblea llevada a cabo el pasado viernes en la Casa de Gobierno.

Así, con esa postura fueron hoy a la mesa de negociación que retomó la semana pasada y de la que ya participaron gremios como Sute, Ate y Ampros.

Para Apoc -como para los otros gremios- es insuficiente la propuesta de un incremento salarial del 6,5% en diciembre de 2022, calculados sobre el básico vigente al 31 de diciembre de 2021, un incremento a cuenta de paritarias 2023 del 5% en enero, un 5% en febrero y un 5% en marzo, calculados sobre la base fija a diciembre de 2022.

Embed

El gremio que conduce Ramiro Quevedo Mendoza expresó a través de un comunicado que "ante la negativa a ser escuchados por parte de las autoridades provinciales, la Asociación del Personal de los Organismos de Control Mendoza, denuncia un importante deterioro en las condiciones salariales y laborales, que de no ser advertidas desembocarán en una escalada de conflictos que pueden afectar gravemente el normal funcionamiento de las instituciones".

Este sindicato nuclea al personal que desempeña funciones en el Tribunal de Cuentas, Fiscalía de Estado, Contaduría General, Tesorería General, Ministerio de Hacienda y Finanzas, Subsecretaría de Trabajo y Empleo, Fondo para la Transformación y el Crecimiento y en el Iscamen, y el viernes tras una asamblea en la Casa de Gobierno, elevaron un petitorio al gobernador, al ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibáñez; y al ministro de Hacienda, Víctor Fayad en el que advierten sobre un "importantísimo deterioro salarial y de condiciones laborales".

Además, aseguran que están siendo "relegados frente a las demás reparticiones del estado y ante la negativa constante de dialogar abiertamente por parte del Gobierno, incluso en la mesa paritaria". Por eso, piden que "se revea la reprochable actitud y se atiendan nuestros constantes reclamos".

Entre otras cosas, exigen la "inmediata normalización en el funcionamiento de las Comisiones Técnicas Paritarias" ya que, advierten, desde hace tres años, se ha trabado todo tipo de planteo que llega a ese ámbito y no se ha permitido avanzar en el tratamiento de las distintas problemáticas que aquejan a cada organismo".

En tanto, reclaman la efectivización inmediata de la cláusula de garantía en los mismos porcentajes otorgados a los demás gremios (Ampros, Ate, Sute, UPCN).

Te Puede Interesar