Redistribución de la Riqueza

Pacto de Mayo, ¿La forma de Javier Milei de consolidar la desigualdad ?

El Pacto de Mayo contempla medidas que pueden fijar la desigualdad que promueve Javier Milei. La situación en Latinoamerica y el informe de Oxfam.

Por Marcelo López Álvarez

La firma del Pacto de Mayo deja su estela política mientras comienza la discusión sobre varios de los puntos que redactó el Gobierno de Javier Milei y los gobernadores suscribieron sin ningún cuestionamiento.

Un dato de la poca profundidad del documento firmado es que la mayoría de los puntos admiten dos visiones absolutamente contrapuestas. El superávit fiscal se puede obtener con un ajuste salvaje -como el que viene llevando adelante el Gobierno- o mediante una reforma fiscal, que también propone el pacto.

Esa reforma puede ser para consolidar un modelo de recortes y desigualdad o progresiva y progresista que busque un sistema de reparto de la riqueza, que produce la economía, más justa y sostenible.

Pacto de Mayo ¿Fija la desigualdad?

No cabe duda que en los siete meses que lleva el gobierno libertario queda claro cuál es el camino elegido. Las medidas, también las estadísticas, muestran que no solo se profundiza la desigualdad, sino que se consolida. Investigadores como Eduardo Basualdo afirman que para el último trimestre de este año el reparto entre la cuenta capital y trabajo alcanzara récords históricos negativos cercanos al 70/30.

image.png
El Pacto de Mayo tiene puntos confusos que pueden consolidar los procesos de desigualdad acercando a la Argentina a números latinoamericanos de los que siempre estuvo lejos.

El Pacto de Mayo tiene puntos confusos que pueden consolidar los procesos de desigualdad acercando a la Argentina a números latinoamericanos de los que siempre estuvo lejos.

Argentina se acerca peligrosamente a valores latinoamericanos de redistribución de la riqueza de los cuales, por lo general, se mantuvo alejada.

El viernes pasado, Oxfam dio a conocer un nuevo informe sobre la desigualdad en América Latina que deja una severa advertencia en línea con lo que viene sosteniendo el Papa y varios movimientos mundiales de trabajar en pos de un mundo menos desigual.

Según el informe de OXFAM los dos hombres más ricos de Latinoamérica y el Caribe acumulan más riqueza que 334 millones de personas, número que equivale a la mitad más pobre de la región. Recordemos que Latinoamérica y el Caribe contienen poco más de 660 millones de habitantes.

Esos dos hombres, ambos mexicanos, Carlos Slim y Germán Larrea, son acompañados por otros 96 milmillonarios cuya riqueza en conjunto acumula 480 mil millones de dólares que es el equivalente a los PIB de Ecuador y Chile juntos.

Latinoamérica y el Caribe es la región donde existe la mayor polarización entre la riqueza y la pobreza, según asegura el informe de Oxfam.

“Lo que está jalonando esa profunda desigualdad es que cada vez hay una mayor concentración de riqueza en manos del 1% de la población versus la pobreza que está viviendo la población más pobre”, explica a agencias internacionales la directora de relaciones institucionales de Oxfam Colombia, Sandra Mojica.

Mojica no está desatenta a toda la región y asegura que la región “está pasando por múltiples crisis que lo que han hecho es profundizar esa desigualdad y posicionarla como la zona de mayor desigualdad del mundo”. Una definición que cuadra a la perfección con los últimos 7 meses de la Argentina.

Si te interesa también podés leer: Javier Milei tiene su Pacto de Mayo, lleno de lugares comunes y ausencias notables

Ricos más ricos y pobres más pobres

América Latina y el Caribe es la región del mundo en la que existe una mayor polarización entre la riqueza que concentra el 1% más rico de la población y la que está en manos del 50% más pobre”, asegura el informe presentado sobre el fin de la semana pasada.

Algo de lo que la Argentina también está siendo partícipe, solo basta recordar los últimos datos del Índice Gini que dio a conocer el INDEC hace menos de un mes.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/INDECArgentina/status/1805677408709648530?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1805677408709648530%7Ctwgr%5E192c635b9646b2f1874363f085666e201696a677%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.politicargentina.com%2Fnotas%2F202406%2F59178-tremendo-empeoramiento-de-la-distribucion-del-ingreso-el-coeficiente-de-gini-fue-de-0467-en-el-1-trimestre-de-2024.html&partner=&hide_thread=false

Según el trabajo que viene realizando con rigurosidad la Organización desde hace más de dos décadas, desde el 2000 la sumatoria de las fortunas de los milmillonarios latinoamericanos y caribeños creció un 368 por ciento, a un ritmo de poco más de 43 millones de dólares al día.

Para ejemplificar un trabajador que reciba mensualmente el salario mínimo promedio de la región tendría que trabajar 90 años para ganar lo que gana un milmillonario promedio en un día

Desigualdad que aumenta la pobreza

La pobreza de la región, el año pasado, alcanzó a casi el 30% de la población, es decir, 183 millones de personas y la pobreza extrema superó por primera vez en casi quince años los de 2010.

“Los millonarios están concentrando la mayor cantidad de riqueza mientras que las personas más pobres no logran concentrar ni siquiera 1 dólar de cada 100 dólares de riqueza que se genera en la región”, apunta Mojica.

El informe se conoció el viernes pasado, pero parece preanunciar la idea libertaria contenida en el Pacto de Mayo. Según el trabajo la desigualdad es posible porque “la mayoría de los sistemas fiscales de la región toman medidas que favorecen a los más ricos y poderosos y no a la población”.

En la mayoría de los países millonarios y empresas hacen lobby para que “se tomen medidas que los favorezcan y que impiden que los Estados tengan autonomía para tomar otras medidas que beneficien a la población”.

Políticas para la redistribución

Mojica apunta que “No es que no se genere riqueza en la región, no es que no haya recursos en la región, es que la forma como se están redistribuyendo esos recursos en la región está generando estas profundas desigualdades”.

Oxfam asegura que para cerrar la brecha de la desigualdad se necesitan políticas públicas orientadas a la reducción de las desigualdades interseccionales que prioricen los ingresos, el acceso a la salud y la educación” lo que supone una “alta inversión pública en servicios universales que garanticen derechos básicos de forma igualitaria”.

Los debatidos impuestos a las grandes fortunas que promueven, incluso, asociaciones integradas por multimillonarios mundiales, podrían generar en la región una recaudación adicional 264.000 millones de dólares, lo que equivale al 4% del PIB regional o al incremento de un 24% en la recaudación de los ingresos públicos de la región.

Argentina en estos 7 meses ha entrado a jugar fuerte en el camino de la desigualdad y pretende consolidarlo con pactos políticos como el del 9 de Julio, una movida que seguramente terminará muy pronto con muchos dirigentes fingiendo demencia temporal.

Te Puede Interesar