encrucijada

Los pasos a seguir del PJ mendocino tras el balotaje

El triunfo de Javier Milei es un duro golpe para el partido en la Provincia. Además de un presidente, buscaban un "padre" que los ordenara internamente.

Por Cecilia Zabala

La derrota de Sergio Massa en este balotaje significa un duro golpe para un peronismo mendocino que se entusiasmaba con mucho más que seguir siendo gobierno nacional. El PJ local -o la reversión en Unión por la Patria- depositaba en Massa la posibilidad de poder reordenarse y rearmarse para salir de una crisis que lleva años. Buscaba un líder nacional que los contenga y los guíe y decante en un líder provincial, pero este resultado, con el posterior discurso del hasta ahora ministro de Economía, anticipando un alejamiento de la política; complica esas aspiraciones.

La figura de Massa emergió casi como la salvadora de un peronismo que en la Provincia de Mendoza viene acumulando fuertes derrotas desde 2015 y que este año, a pesar de los triunfos en algunos departamentos, quedó más golpeado que nunca, con la irrupción de una fuerza política que surgió como antagónica a su modelo. Es que la Libertad Avanza de Javier Milei es eso: una alternativa al modelo peronista/kirchnerista, que en Mendoza cosechó más de 70% de adhesiones, un verdadero cachetazo al peronismo.

Superadas las internas, un triunfo de Massa significaba para los peronistas una nueva etapa, con distintos sectores respondiendo a un liderazgo validado en las urnas. Lo necesitaba para definir una conducción indiscutida tras mucho tiempo sin un rumbo claro, con distintos sectores pujando por ser esa conducción que rompa con las "malas decisiones" (como dicen algunos) tomadas en el último tiempo.

Entrevista a Sergio Massa, visita a Mendoza, candidato a presidente elecciones 2023
Sergio Massa en una visita a Mendoza.

Sergio Massa en una visita a Mendoza.

Las diferencias son muchas, aunque siguen respondiendo a la máxima peronista de que el que gana conduce, el que pierde acompaña. Pero sucede que hace un largo tiempo que el peronismo no logra ser opción en Mendoza y eso empieza a profundizar la crisis.

Luego de la muerte de Juan Carlos Mazzón (en 2017), los peronistas no pudieron mantener un orden claro, no surgió ningún liderazgo nato que pudiera contener a las distintas expresiones del movimiento. La Cámpora, los azules, el grupo de intendentes… no hubo sector que lograra abroquelar a todos.

Juan Carlos Mazzon - 5675
Juan Carlos Mazzón.

Juan Carlos Mazzón.

"Después del Chueco nos quedamos huérfanos", dicen algunos. Mazzón fue un armador, estratega, operador, quien movía los hilos del peronismo y no solo en Mendoza.

Después del Chueco nos quedamos huérfanos Después del Chueco nos quedamos huérfanos

La esperanza estaba puesta en que con una conducción nacional en manos de Massa, decantara en un nuevo liderazgo mendocino; y la persona a la que apuntaban todas las miradas es Matías Stevanato, el intendente de Maipú; una de los más cercanos al ministro de Economía.

"Tiene mucho trabajo territorial, tiene llegada directa a Massa, y tiene más apertura, escucha más, tiene otro estilo", dicen algunos en contraposición a lo que es el estilo kirchnerista.

Massa Stevanato.jpg
Massa en Mendoza con los intendentes electos.

Massa en Mendoza con los intendentes electos.

"También está Martín Aveiro (intendente de Tunuyán, diputado nacional electo), pero no es del sector de Massa, lo apoya, pero es de otro grupo", aclaran otros.

"El trabajo de Gabriela Lizana como armadora de Massa en Mendoza ha sido impresionante, el nuevo armado peronista va a depender mucho de ella y de Matías (Stevanato)", dicen otros.

Esto era antes de tener el diario de este lunes. Habrá que ver cómo se reconfigura un espacio claramente golpeado y que tiene muchos desafíos. El primero es reordenarse para luego volver a ser una opción fuerte para los mendocinos.

Te Puede Interesar