Día Clave

Ley Bases, dólares e internas toman los días de Javier Milei

El Senado trata hoy la Ley Bases. Crecen las dudas entre internas que crecen, aprietos económicos y tensiones en el entorno de Javier Milei.

En tanto, el Banco Central tuvo que vender dólares por tercera semana consecutiva desde los dominios de la cuestionada Diana Mondino (corrida de la delegación que viajó hoy al G7) se filtró el expediente que pide la designación de la senadora Lucia Crexell como Embajadora Argentina en la UNESCO.

La interna arde y complica la Ley Bases

La filtración del pliego de Crexell, confirmando todos los rumores que hasta ayer eran suposiciones en torno a las negociaciones, solo tiene dos explicaciones.

La segunda, que el propio Ejecutivo colaboró en la filtración para empantanar las negociaciones y boicotear la sesión de hoy profundizando el juego que más le gusta al presidente de “cuanto peor, mejor”

En cualquier caso, el paso o no por el Senado de la Ley Bases a pocas horas de haber iniciado la sesión es una moneda en el aire. Aclarando que es una ley a la cual se le da más valor que el que tiene. Se ha transformado en una situación simbólica para el Ejecutivo, quienes hace años están en la política y en el periodismo han visto pasar cientos de leyes que eran de "vida o muerte" y que después no cambiaron nada.

Además, hay que aclarar que hoy (o mañana) no se aprobará ninguna Ley. Apenas tendrá el voto del Senado

El Gabinete de Javier Milei está en crisis permanente por arriba y por abajo. Por arriba porque cualquier ministro está a tiro de un enojo de Javier Milei o de su hermana. Por abajo porque a la mayoría le es imposible cumplir cabalmente con sus funciones, ya que el Ejecutivo se niega a completar la grilla de funcionarios necesarios para que el Estado funcione.

Una situación insólita en cualquier tiempo y lugar.

image.png
Karina Milei y Guillermo Francos, el Gobierno sigue con atención lo que pasa en el Senado en la jornada clave para la Ley ómnibus

Karina Milei y Guillermo Francos, el Gobierno sigue con atención lo que pasa en el Senado en la jornada clave para la Ley ómnibus

Con Ley Bases o sin Ley Bases, dólares no hay

Por tercera jornada consecutiva el Banco Central tuvo que vender dólares, mientras Luis Caputo rompía -una vez más- la regla de no desmentir lo que aún no pasa y por la tarde salió una vez más a negar una posible devaluación, un error de manual en el que caen invariablemente todos los funcionarios que pasan por esa cartera. Por las dudas que no alcanzara para mostrar su impericia lo posteo casi en el mismo momento que rogaba porque el FMI abra la billetera a préstamos nuevos y no quede solo en los desembolsos para recobrar la deuda.

No podía ser más explícita la confesión de que ni tiene, ni consigue los dólares que le prometió al Presidente.

Como ya explicamos en estos espacios, los dólares que el Gobierno soñaba para estos días por la liquidación de la cosecha gruesa y algún aporte internacional no aparecen y probablemente no aparezcan.

En Economía esperaban que para esta época el complejo agroexportador liquidará por lo menos 3.500 millones de dólares, sin embargo apenas llegaron a los 2.600 millones de dólares.

Según las estimaciones anuales de la Bolsa de Rosario quedan por vender unos 35 millones de toneladas de soja que significan unos 15 mil millones de dólares. Lo usual sería que a esta altura del año y la campaña no hubiera por liquidar más de 8 mil millones de dólares.

El campo está cumpliendo la promesa (que el Gobierno no creyó) de no liquidar hasta que no mejore el tipo de cambio.

Así el campo cumple su promesa y pone en aprietos no solo a Caputo sino a todo el Gobierno que rezan y hacen sus propias promesas en busca de auxilio internacional o de que los agroexportadores se apiaden de ellos.

El cuadro de situación se complica aún más por las desinteligencias entre el Ministro y el Presidente en torno al levantamiento de las restricciones cambiarias.

Mientras el primero pone paños fríos al tema, el segundo -en cada aparición pública- asegura que cada vez se está más cerca.

El gobierno pretende ocultar su impericia económica en el bochinchero tratamiento de la Ley Bases, pero la realidad es que su torpe manejo de la economía pensada con la miopía de dos únicos conceptos, baja de inflación y superávit fiscal, es la piedra angular de los fracasos que viene acumulando el gobierno de Javier Milei.

Te Puede Interesar