Nuevo Gobierno

La emoción de Javir Milei en la ceremonia interreligiosa en la Catedral

El presidente Javier Milei llegó a la Catedral para celebrar una ceremonia interreligiosa.

El presidente Javier Milei llegó pasadas las 19.30 a la Catedral metropolitana, a la vera de la Plaza de Mayo, para celebrar una ceremonia interreligiosa, tras cruzar a pie desde Casa Rosada hasta el edificio eclesiástico, junto a la vicepresidenta Victoria Villarruel y su gabinete de ministros.

image.png

Tras la jura de ministros, el mandatario nacional se trasladó a pie desde Casa Rosada a la Catedral, donde tiene lugar una ceremonia interreligiosa.

10-12-2023_el_presidente_javier_milei_llega.jpg

Milei caminó del brazo con Villarruel y junto al resto de sus nueve ministros y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

En la catedral lo esperaba para recibirlo el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva.

El primero en tomar la palabra fue el arzobispo de Buenos Aires, Jorge García Cuerva, quien bendijo a la patria argentina y al gobierno que este domingo comienza su gestión.

"Algunos pensadores contemporáneos plantean que vivimos la modernidad líquida, una época donde todo se diluye, se disuelve, se fragmenta, con ellas pueden llevarse al olvido algunos pilares que nos constituyeron como nación", comenzó.

"En este contexto, el evangelio nos habla de una casa, de cimientos, nos invita a mirar lo que no se ve, pero permite que toda la construcción fuera posible. Fundamentos, más allá de las modas, nos permiten que nos pongamos de pie. Nuestro país es nuestra casa, que sabemos que ha sufrido y sufre muchas tormentas, torrentes de exclusión, de dignidades pisoteadas, de inflación, de grietas, de intereses mezquinos, de desencantos y sueños rotos", sostuvo.

Y agregó: "Nos toca a nosotros recordar, reforzar y valorar los cimientos que nos permitieron mantener viva la esperanza, porque siempre es posible renacer si lo hacemos entre todos".

image.png

Dijo que "nuestro país es nuestra casa", donde hay "grietas e intereses mezquinos", pero también "siempre es posible renacer si lo hacemos entre todos", trabajando sobre la fraternidad, por encima de las diferencias.

"No enfrentarnos unos contra otros", pidió porque, indicó, que nadie es prescindible ni descartable para generar consensos y acuerdos. El segundo cimiento al que se refirió García Cueva fue "la libertad", pero siempre "incluido en una comunidad". Y el tercer cimiento que subrayó fue a memoria, reivindicando al sistema democrático, republicano y federal, así como a "nuestros próceres", con sus luces y sus sombras. "No usemos sus nombres para desunir a los argentinos", solicitó.

El pedido del rabino en la ceremonia

"Me pidieron bendiciones pero yo me quedé sin bendiciones. Es una falta de respeto si yo lo bendigo, pero le voy a pedir a Dios que le conceda, nada más y nada menos, lo que le viene pidiendo: sabiduría, templanza y coraje. Ese es mi pedido", expresó el rabino Simon Axel Wahnish.

Se trata de Shimon Axel Wahnish, que introdujo al presidente en el estudio de la Tora y es un miembro reconocido de la comunidad judeo marroquí de la Argentina.

Te Puede Interesar