Análisis

Javier Milei y el juego de creer que la inflación está controlada

Javier Milei se aferra a cualquier cosa para sostener que la inflación baja. Marzo podría dar un digito, pero la pérdida del salario parece irrecuperable.

Por Marcelo López Álvarez

Los episodios del ministro de Economía, Luis Caputo y el presidente Javier Milei festejando la inflación negativa (deflación) que anunciaba el falso boot de la cadena de supermercados Jumbo desató una serie interminable de especulaciones.

El episodio sorprende por el bajo grado de profesionalismo con el que se manejan los funcionarios pero, a decir verdad, tarde o temprano iba a pasar. Hace ya tiempo que los ejércitos libertarios vienen posteando datos de “derrota a la inflación” desde una cuenta llamada Coto-Boot que no refleja la realidad pero el Presidente se encarga de repostear de sus seguidores. Las sospechas venían indicando que que ese boot falso de COTO habría sido creado en la oficina de los soldaditos de Cerimedo para transmitir en las redes la sensación de baja inflacionaria. Lo cierto es que el fenómeno incentivó a otros a crear cuentas similares con otros nombres de supermercados en busca de monetizar contenidos.

En las oficinas de la Casa Rosada de los encargados de la comunicación digital están que trinan y aseguran que es una operación del propio supermercado para denostar al presidente. Una tontera absoluta porque los supermercados de esa multinacional fueron de los primeros en reaccionar a los pedidos del Ministro de terminar la promociones y aplicar descuentos sin contar que uno de los máximos directivos de la cadena es vecino vacacional y amigo personal de Luis Caputo. Si hay algo que criticar a las cadenas es que nunca salieron aclarar fuertemente que esas cuentas no les pertenecen ni por asomo.

Otra versión conspiranoica dice, en cambio, que es toda una maniobra del Ejecutivo para festejar “la baja” de la inflación. Con honestidad, que un Presidente y un Ministro van a caer en tal error a propósito es poco creíble ¿Quién puede entregarse a conciencia al escarnio publico y en las redes que tanto les interesan?

En estos casos las explicaciones siempre son las más simples, y la más simple es que en un gobierno manejado por una mesa chica que gobierna, almuerza, cena, va al baño y duerme con el teléfono en la mano y tiene cero experiencia en el manejo de un aparato como el Estado entró como pancho por su casa.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/Bot_Jumbo/status/1777504722062069888&partner=&hide_thread=false

Lo cierto es que la discusión de la inflación será fuerte en estos días. Milei, Caputo, Francos y el ejercito de troll vienen sosteniendo que la inflación de Marzo rondará el 10 %, sin embargo ayer los mentideros de Economía dedicaron varias horas del día a difundir “off the record” que el viernes a las 16 el número que informará el INDEC será de un digito “Nueve y algunas decimas”, asi la inflación del último año se ubicaría en el 300%.

¿Es creíble ese número alto pero por debajo de la barrera de los 10 puntos? Aquí el abanico de respuestas se abre fuerte. Por un lado el Instituto Estadístico de la Ciudad de Buenos Aires que mes a mes tiene resultados muy similares a su par nacional midió para el mes de marzo una inflación de 13.2% por lo que sería la primera vez en mucho tiempo que hay una diferencia muy marcada entre ambos guarismos.

Fuerte desaceleración en la inflación de los trabajadores

Pero por otro lado la Universidad Metropolitana para la Educación del Trabajo que dirige el ex ministro Nicolás Trotta y que mes a mes publica la Inflación de los Trabajadores midió para el mes de marzo 10.4 % muy cerca de las previsiones del oficialismo.

Hay que decir que el Instituto porteño mide la Inflación de CABA con los mismo parámetros del INDEC en tanto que en la medición de la UMET tienen mayor preponderancia los alimentos y los consumos de la canasta básica.

La medición de la UMET sigue dando un número alto pero muy lejano a los 15.8 puntos del mes pasado, la explicación es que la desaceleración en el ritmo de los aumentos de alimentos ha sido fuerte, pero hay que destacar que no para la carrera alcista y eso es lo que debería preocupar al gobierno en medio de un panorama en el que no hay justificación alguna para seguir con los aumentos.

Dólar planchado, paritarias congeladas y recesión casi total en las ventas no parecen ser un ámbito inflacionario, así todo la medición de enero ronda los 10 puntos.

Desde la casa de estudios advierten que “La inflación de marzo estuvo impulsada por Educación (que subió 24,6 por ciento), que es un rubro que suele concentrar uno de sus aumentos en dicho mes producto del inicio del año lectivo. En segundo lugar está Comunicaciones (20,6 por ciento), producto de subas en telefonía celular e internet, seguido por Vivienda (12,8 por ciento), Otros bienes y servicios (12,4 por ciento) y Transporte (10,6 por ciento). En este último caso, y a diferencia de meses previos, se registraron aumentos más moderados en los combustibles”.

image.png
Mientras el gobierno espera que la inflación este en el 10 por ciento los salarios de los trabajadores siguen perdiendo fuertemente.

Mientras el gobierno espera que la inflación este en el 10 por ciento los salarios de los trabajadores siguen perdiendo fuertemente.

Los salarios pierden por goleada con la inflación

El informe mensual de la UMET incluye un capítulo de los salarios y allí se destaca que El salario real cayó 19 por ciento interanual en enero, lo que pone al inicio de 2024 como la cuarta mayor caída interanual de las últimas nueve décadas en Argentina, solo por detrás de 1976 (37,1 por ciento abajo), 1969 (23 por ciento), 1989 (21 por ciento). La contracción que hasta ahora se viene registrando en el año viene siendo de magnitud muy similar a 2002 (18,9 por ciento)”.

Y advierten sobre el carácter histórico de la pérdida de salario que no solo es elevada en la historia argentina sino que además también lo es con los datos disponibles para 38 países desarrollados y en vías de desarrollo. “De las 25 caídas anuales más pronunciadas del salario real, 11 corresponden a Argentina”.

El viernes se conocerá el número oficial del INDEC, cuyo titular también mostró su disgusto con el Presidente y el Ministro por el “gafe estadístico” basado en cuentas truchas de la red social X.

Lo que se debería tener claro es que cualquiera sea el número será estratosférico comparado con la inflación de Estados Unidos que fue de 0.4% para marzo y motivó una caída preocupante de Wall Street por que los mercados esperaban 0.3. Se ve que esos muchachos no viven en Argentina

Te Puede Interesar