Competencia de monedas

Javier Milei, Luis Caputo y Guillermo Francos; el nuevo trío que busca dólares

Javier Milei y Luis Caputo en Estados Unidos y Guillermo Francos en el Senado buscan la llave para conseguir los dólares que el Gobierno no encuentra.

Al ministro que Javier Milei lo pone como héroe, pero le muestra como perro encadenado a su archi rival Federico Sturzenegger, le está costando más que recorrer el Camino de Santiago conseguir dólares.

Es difícil saber en un gobierno como el de los Hermanos Milei qué es realidad y qué ficción auto construida. Hace algunos días ante los empresarios del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas Caputo afirmaba que se estaba en una nueva etapa de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

De alguna manera Caputo también dejó (entre líneas) la sensación que ese era el camino del Gobierno para conseguir los fondos que faltan y que no aparecen para ejecutar el programa de competencia de monedas y garantizar la salida ordenada del carry trade de sus amigos.

Luis Caputo busca y el FMI mira para otro lado

El gobierno de Javier Milei tiene una relación extraña con el FMI, a pesar de sobrecumplir las metas y generar (seguramente) palabras de beneplácito por los técnicos y funcionarios del organismo, los verdes no aparecen.

En el Fondo se sorprenden de la audacia del presidente argentino, pero miran con preocupación que todo se base en decretos y arrebatos sin generar acuerdos políticos que permitan pensar o mostrar que las transformaciones pueden ser permanentes o por lo menos tener sustento legal.

Seis meses de Gobierno con ausencia absoluta de leyes en el parlamento generan más dudas que certezas en el Fondo que además está encorsetado en la campaña electoral norteamericana.

Pero si esto fuera poco la sobre exposición del organismo al riesgo y la volatilidad argentina no juegan a favor de Luis Caputo y Javier Milei. No hace falta recordar que la Argentina es el país con mayor deuda con el organismo, por encima de lo que permiten los propios estatutos del Fondo.

Caputo no se puede hacer el distraído en ese punto. Como dirían los chicos; “Toda tuya Luis”.

image.png
Luis Caputo contento en Córdoba cuando otra vez Javier Milei lo proclamó héroe. Pero sus días se acortan ante la ausencia de financiamiento y falta de liquidación de la cosecha

Luis Caputo contento en Córdoba cuando otra vez Javier Milei lo proclamó héroe. Pero sus días se acortan ante la ausencia de financiamiento y falta de liquidación de la cosecha

Caputo y el sueño de manotear todo.

El plan alternativo que piensa Luis Caputo -si Milei lo trae de regreso en el Argentina 01- para zafar de la amenaza Sturzenegger es fortalecer las reservas con dinerillos de los multilaterales y para eso (como ya contamos en estos espacios) busca quedarse con los créditos de organismo multilaterales que tienen como destino obras o programas provinciales.

Una de las primeras actividades que sufrió dicha captura de fondos fue la vitivinicultura, a la que el Ministro le manoteo los fondos del Proviar II.

Hasta ahora ni el Fondo afloja la billetera para auxiliar con 15 mil millones de dólares más a la Argentina (cifra que dejaría expuesto al Fondo con la Argentina por casi 70 mil millones de dólares) sino que tampoco muestra muchas ganas de “recomendar” al Pais con otros prestamistas.

Después de seis meses de gobierno ya está claro que los famosos inversores con los que Milei ya tenía acordado el financiamiento por 20 o 30 millones son más imaginarios que los perros del presidente y no solo no existen, sino que jamás existieron como adelantamos en este espacio en ese mismo momento de la campaña.

Europa tampoco, Luis

En unos días Javier Milei y Luis Caputo (si sigue siendo ministro) viajaran a la cumbre del G7 en Italia.

El Ejecutivo sueña (o soñaba) con la posibilidad de conseguir una parte de los fondos allí ante la decisión de los ministros de finanzas del G7 de capitalizar los organismos multilaterales.

Sin embargo, después del cruce con Pedro Sanchez y la actividad de Javier Milei en Madrid, son más las dudas sobre el presidente y su gobierno que las certezas. Los líderes europeos prefieren esperar a ver si aclara un panorama que no logran comprender.

Los días pasan rápido, tanto como crecen las complicaciones de una gestión que no hace pie y que cada vez se encuentra más encerrada en sí mismo.

Guillermo Francos parece tener la llave para darle un poco de aire a Caputo si logra que por lo menos el Senado apruebe en general la ley ómnibus.

Te Puede Interesar