martes 27 sep 2022
CAMBIOS TRIBUTARIOS

Consenso Fiscal: después de Mendoza lo aprueba el Congreso

A dos meses de que la Legislatura lo aprobara (con modificaciones), recién a finales de agosto el Consenso Fiscal será ley nacional. Qué implica el acuerdo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Cecilia Zabala 19 de agosto de 2022 - 07:04

El Consenso Fiscal que el presidente Alberto Fernández firmó con casi todos los gobernadores, entre ellos el mendocino Rodolfo Suarez; está a punto de salir por ley en el Congreso. Este pacto, impulsado a finales del año pasado en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para la refinanciación de la deuda que el país mantiene con el organismo, habilita a las provincias -entre otras cosas- a aumentar impuestos y a aplicar uno nuevo: "a la herencia". Así, algunas provincias se preparan para esta suba, mientras que desde Mendoza se irá en sentido contrario.

La discusión en el Congreso está a instancias de la Cámara de Diputados, luego de la aprobación en el Senado, donde el legislador mendocino Alfredo Cornejo se abstuvo de votar, a pesar de que la aprobación ya había salido en la Legislatura provincial con el aval de todo el radicalismo.

Ahora, se espera la sanción de Diputados, luego de que la Comisión de Presupuesto y Hacienda emitiera dictamen favorable este miércoles, y quedó listo para ser debatido en el recinto. Pero, se espera que la próxima sesión sea recién el 31 de agosto.

El acuerdo fue firmado entre las provincias y la Casa Rosada a finales de diciembre del año pasado y, desde entonces, espera su rúbrica no solo en las legislaturas provinciales, sino también en el Congreso. Mientras que San Luis, La Pampa y la Ciudad de Buenos Aires no se sumaron.

Consenso fiscal
La imagen del presidente con los gobernadores que se sumaron al Consenso Fiscal.

La imagen del presidente con los gobernadores que se sumaron al Consenso Fiscal.

En Mendoza la rúbrica fue aprobada el 28 de junio, y a pedido del Gobierno se introdujeron modificaciones, por lo que se amplió la moratoria prevista para las deudas impositivas post pandemia.

La firma de este acuerdo implicó que Mendoza desistiera de la demanda con la que amenazaba a la Nación, por discriminación en el reparto de fondos discrecionales, por 18.000 millones de pesos. A cambio de esto, se logró un acuerdo para que se destrabara el refinanciamiento de la deuda con el Banco Nación y se cerrara el convenio con esa entidad para que siguiera como agente financiero.

Además de los parámetros establecidos por el Consenso Fiscal, se sumaron diversas reducciones de alícuotas, principalmente para los créditos hipotecarios (que quedarán exentos de Ingresos Brutos), el Impuesto a los Sellos para transferencia de vehículos y también para ciertos proyectos de inversión.

Asimismo, y si bien la propuesta nacional lo autorizaba, no se incorporó el "impuesto a la herencia", que había generado polémica hacia el interior de Cambia Mendoza cuando el gobernador Rodolfo Suarez acompañó el pacto en Casa Rosada.

Por otro lado, se estableció un nuevo programa de facilidades de pago para contribuyentes que, por efecto de la pandemia de Covid-19, registraron atrasos. Así, se concederán planes de cancelación en hasta 48 cuotas -con la posibilidad de extenderlo a 60- para deudas en impuestos patrimoniales, y en casos de concursos o quiebras, que ampliarán la actual moratoria vigente.

También contemplará una reducción del 10% de intereses cuando el pago se ejecute por su totalidad, ampliable al 25 por ciento si no existía deuda hasta diciembre de 2019, y se permite a la Administración Tributaria Mendoza (ATM) que realice acuerdos con los municipios para el cobro de los impuestos provinciales.

Te Puede Interesar