plan para achicar la cartera

Casas del IPV: un 25% de los beneficiarios deben cuotas menores a $100

Si bien la morosidad bajó a partir de la moratoria; más de la mitad de los que tienen casas del IPV están atrasados, con diferentes valores en las cuotas.

Por Cecilia Zabala

Parece irrisorio, pero es real. Más de la mitad de los beneficiarios de casas del IPV (Instituto Provincial de la Vivienda) no está al día con sus cuotas, con valores que, en su mayoría no superan los $500. Y del total delos deudores, casi el 50% está atrasado con cuotas menores a los $100, esto más de un cuarto del total de todos los beneficiarios con créditos activos.

En total, más de la mitad de los beneficiarios (61%) adeuda sus cuotas, que en su mayoría responden a créditos que fueron otorgados hace muchos años, por lo que los valores quedaron desactualizados. El dato más llamativo: con $3.000 muchos de estos podrían quedar al día y escriturar sus viviendas. A pesar del plan que lanzó el Gobierno con facilidades para que puedan ponerse al día, la morosidad se mantiene en un nivel elevado.

A principios de este año, el Gobierno de Mendoza puso en marcha (previo autorización legislativa) una moratoria que permitiera generar un plan de pagos que incentive a los deudores a ponerse al día y a quienes tengan pocas cuotas pendientes poder cancelarlas para escriturar sus viviendas.

En ese momento, el 70% de los beneficiarios presentaba deudas con el IPV, que se achicó en estos meses en un 10% y hoy la morosidad llega al 61%. El plan consiste por un lado en planes de pago con quita de intereses y descuentos y, por otro, la regularización dominial.

De acuerdo a datos brindados por el IPV, a la fecha se han producido 5.700 cancelaciones por esta moratoria. Al inicio de la gestión la cartera del IPV tenía unos 61.000 créditos, mientras que hoy son 47.557.

De los créditos activos, apenas el 39% está al día, mientras que el 61% (28.785) presentan un atraso. Lo más sorprendente es que la mayoría de los beneficiarios deudores deberían pagar cuotas de menos de $100.

Desglosando estos datos, el 45% de los deudores (13.051) debe en promedio de $42.35; y representan casi un tercio del total de los créditos del IPV; otro 18% de los morosos (unos 5.240) adeuda cuotas de entre $101 y $500, con una cuota promedio de $216; un 24% (6.822) deben cuotas de entre $501 y $5.000, con una cuota promedio de $1.477, y el restante 12% (3.486) adeuda cuota mayores de 5.000, con cuotas promedio de $12.187.

deuda ipv.png
El detalle de las deudas de los beneficiarios con casas del IPV.

El detalle de las deudas de los beneficiarios con casas del IPV.

"La moratoria es una herramienta que pusimos en marcha para que se cancelen créditos históricos. Hay familias que por $3.000 pueden cancelar sus viviendas", explicó la titular del Instituto Provincial de la Vivienda, María Marta Ontanilla.

Así, explicó que el nivel de adhesión a esta medida fue de 5.700 tenedores, que "tenían una morosidad en diferentes grados y algunos beneficiarios recientes decidieron cancelar por adelantado", explicó Ontanilla.

Cabe recordar que el IPV otorga créditos con un plazo máximo a 30 años: "El problema es que las cuotas de beneficios otorgados hace muchos años no tenían actualización", destacó la funcionaria y agregó que el objetivo de esta moratoria "no es recaudatorio, sino achicar la cartera para ordenar".

Te Puede Interesar