Preocupación

Inseguridad en Malargüe: robos en diferentes puntos de la ciudad

Los robos en el departamento han ido en aumento, aumentados en los ciudadanos de bien la sensación de inseguridad.

Por Claudio Altamirano

La inseguridad en Malargüe está dejando de ser una sensación, transformándose ya en un problema que preocupa a los habitantes de esta parte de Mendoza, que constantemente son víctimas de robos y hurtos, algunos millonarios. Las víctimas se animan a denunciar públicamente los delitos que los afectan.

En la última semana se conocieron varios casos de robos a viviendas donde malvivientes se alzaron con botines millonarios, en desmedro del esfuerzo de las víctimas que sienten con angustia ser despojados de pertenencias que serán dificil de reponer.

Embed - Malargüe-Víctimas de inseguridad

SITIO ANDINO pudo dialogar con Norberto Ferrada, vecino de calle calle Julio Eidels de Barrio Martín Güemes, al que delincuentes arremetieron contra su vivienda, llevándose del domicilio ubicado a escasos metros de Avenida Sa Martín Sur, y aprovechando que la vivienda estaba sin moradores, desde costosas herramientas, hasta indumentaria, también de valores importantes.

Ferrada manifestó que "el robo perpetrado fue en dos propiedades" contiguas, en su casa y en la de una vecina. Lamentó además que los elementos robados son luego vendidos en el mercado negro por sumas irrisorias "por nada".

Robos en Colonia Pehuenche, al suroeste de la ciudad de Malargüe

Jorge Vila, es otro de los vecinos que se ha animado ha manifestar ante los periodistas los hechos de inseguridad que han sido víctimas.

El caso de Vila, también es un robo de "herramientas de precisión", elementos que utiliza en su taller de Colonia Pehuenche. Los elementos enumerados suma más de seis millones, herramientas que son reducidas por los ladrones "por dos monedas" que son compradas "por gente a la que no le interesa que sean robadas".

Embed - Malargüe-Cuantioso robo en Colonia Pehuenche

Los malhechores "rompieron rejas" de metal y "se temaron todo el tiempo para entrar", lamentó el vecino, que resumió su sentimiento de impotencia en pocas palabras al decir "me arruinaron".

A estos casos debe sumarse, entre otros, el de una vecina de apellido Mira, también de calle Eidels, donde los ladrones ingresaron a su vivienda mientras ella estaba con sus hijos, llevándose computadoras, documentación variada, llamando la atención que arrasaron los criminales bebidas alcohólicas. Habían entrado por una ventana. Afortunadamente no agredieron a los residentes del domicilio.

Te Puede Interesar