Tribunal de Dolores

Fernando Báez Sosa: "Sentí vergüenza" dijo uno de los rugbiers sobreseídos

La semana 3 del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell inició con el testimonio de uno de los dos sobreseídos en la causa. Todas sus frases.

Juan Pedro Guarino, el rugbier que inicialmente era parte del grupo imputado por la muerte de Fernando Báez Sosa y luego fue desvinculado y sobreseído, aseguró que no vio los golpes que sus amigos le dieron al joven, pero sí a Máximo Thomsen al lado "de un chico" quien resultó ser la víctima, pero aclaró que se enteró al día siguiente.

"No lo podía creer" dijo, ante lo cual el abogado querellante Fernando Burlando le preguntó por qué: "Habíamos ido de vacaciones a pasarla bien, ellos ya se habían peleado anteriores veces, yo había hablado con mi mamá y mi novia que si volvía a pasar, yo me iba a volver de las vacaciones. Por eso digo que no lo podía creer".

"Sentí hasta vergüenza, me da mucho dolor", acotó Guarino, quien dijo que entró a Le Brique, que el boliche estaba "muy lleno" y que vio, en un momento, a Thomsen y Matías Benicelli, dos de los acusados, pelear con un chico, y que cuando él se acercó, la seguridad del lugar sacó a sus amigos. Ante ello, él decidió salir por su cuenta para no quedarse solo.

Según relató, al salir del boliche, vio a Luciano Pertossi peleando con otro chico y que luego escuchó "gritos" y que ellos se levantaron y se fueron.

rugbiers, juicio Fernando Báez Sosa, sin barbijo, imputados, acusados
El testimonio de Juan Pedro Guarino complicó aún más a los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

El testimonio de Juan Pedro Guarino complicó aún más a los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

"Imaginé que iban a pelearse de vuelta y, por lo que yo miro, veo a Thomsen y a un chico tirado en el piso que después me entero quién era", expresó.

"¿Compartiste días de detención?", le preguntó Burlando y el joven respondió: "Yo estaba enojado y no lo podía creer. No sé si estoy enemistado, pero intenté cortar todo tipo de relación. Los días los tenía que pasar igual, pude cortar una vez que salí".

El abogado Burlando le preguntó si luego del incidente, él había ido a comer al McDonalds del centro de Villa Gesell y Guarino aseguró que fue con Luciano Pertossi, uno de los acusados, pero que nada habló sobre lo que había pasado unos minutos antes del hecho por el cual éste último está preso y siendo juzgado.

"El enojo lo sigo teniendo, tristeza, dolor, no poder creerlo, desde ese día hasta hoy", respondió Guarino.

Ante las preguntas, Guarino dijo que volvió a la casa que compartía con el grupo de ocho imputados y Alejo Milanesi (el otro sobreseído) y que él se acostó en su habitación.

"¿Cómo se enteró que habían asesinado a una persona?", repreguntó Burlando, y Guarino aseguró: "Yo me entero cuando estábamos ya a la tarde de ese día con los precintos y nos sientan en un banco, y ahí nos dice la Policía".

Guarino no miró a los imputados cuando le pidieron ponerse de pie para analizar los videos del ataque y luego reconoció durante la audiencia la voz de Lucas Pertossi como quien dijo "caducó" en un audio de Whatsapp que envió al grupo de amigos tras el crimen.

Otras frases de Juan Pedro Guarino en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

Las siguientes son las frases y situaciones más destacadas de la declaración testimonial ante la Justicia y de manifestaciones a la prensa que hizo Juan Pedro Guarino:

-"Seguí juntándome con mi grupo de amigos habitual, ellos saben cómo soy yo y dentro de todo esto, perdón, para mí una mierda, fui a la psicóloga, me cambié de carrera".

-"No con todos (los acusados) tenía una amistad íntima", dijo al aclarar que era amigo de Luciano y Ciro Pertossi, que Blas Cinalli era amigo del colegio y que a Máximo Thomsen lo conocía de rugby.

-"Sigo teniendo tristeza, enojo, dolor, no puedo creerlo".

Juan Pedro Guarino, juicio Fernando Báez Sosa, rugbiers, sobreseído
Juan Pedro Guarino habló con la prensa tras testificar y le entregó una carta a los padres de Fernando Báez Sosa

Juan Pedro Guarino habló con la prensa tras testificar y le entregó una carta a los padres de Fernando Báez Sosa

-"Vi a Máximo (Thomsen) al lado de un chico tirado. Me imaginé que se estaban peleando de vuelta, y ya cansado, me fui. Porque habíamos ido de vacaciones a pasarla bien. Ellos ya se habían peleado en otras ocasiones".

Finalmente, antes de concluir su declaración dijo: "Quiero expresar mis condolencias a la familia, que nunca pude hacerlo" (...) "todos los días desde que pasó me pregunto si podría haber hecho algo para que no pasara".

En tanto, al salir de los tribunales tras declarar y cuando la prensa le preguntó si fue difícil para él identificar a quienes eran sus amigos en un video, dijo: "No, quiero que se hagan cargo de lo que hicieron. La verdadera Justica es que Fernando vuelva y gracias a ellos no va a ser posible".

-"Es muy doloroso para mí, para mi familia, para la familia de Fernando. Yo lo único que quiero es justicia por él y que la familia, con lo que intenté ayudar hoy yo, pueda encontrar un poco más de paz".

"Intenté no ser invasivo. Quería que vean que fui sincero", dijo llorando, sobre una carta que les entregó a los padres de Fernando.

Te Puede Interesar