Contra los rugbiers

Fernando Báez Sosa: comenzó el segundo día del juicio

En la segunda audiencia declaran amigos de Fernando Báez Sosa que estuvieron aquella noche en Villa Gesell, cuando Fernando fue golpeado hasta morir.

Cerca de las 10 de la mañana comenzó la segunda audiencia del juicio oral contra los ocho rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa.

Minutos antes del arranque, desfilaron por la entrada del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores amigos de Fernando que declaran como testigos. Todos ellos estuvieron presentes aquella noche fatídica del 18 de enero de 2020 y también fueron víctimas de agresiones por parte de los acusados.

En el inicio de la jornada, el primero que tomó la palabra fue Oscar Rossi, suegro de Fernando. Con respecto a Julieta, novia de la víctima, se espera que en alguna de las próximas jornadas del juicio también declare como testigo, ya que estuvo en Villa Gesell compartiendo las vacaciones con el joven.

Los amigos que se están en la sala son Franco Corazza, Tomás D'alessandro, Juan Manuel Pereyra Rozas, Matías Figueira, Federico Raulera y Lucas Filardi.

Antes del arranque del debate, pasadas las 9:30, los papás de Fernando dijeron presente junto a Burlando quien se detuvo con la presan para explicar como será la jornada de este martes: "Los testigos de hoy van a ser claves porque muchos de ellos reconocen a los autores del crimen".

Por último, familiares de los jóvenes testigos también ingresaron a la sala del TOC 1 junto al pin "Justicia por Fernando". Con barbijo puesto y sin dar declaraciones se observó la llegada de Marcos Pertossi, papá de Lucas.

Declararon los padres de Fernando Báez Sosa: todos los detalles

Tras el rechazo del Tribunal de dos pedidos de nulidad solicitados por la defensa de los rugbiers, comenzó la ronda de declaraciones por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Los primeros en declarar fueron son sus padres, Graciela y Silvio. Por el tribunal pasarán más de 130 testigos durante todo el mes de enero.

Qué declaró Graciela, la mamá de Fernando Báez Sosa

Graciela Báez Sosa recordó la noche en que se enteró cuando mataron a su: “Lo tiraron al piso y lo mataron, le reventaron la cabeza”, declaró totalmente quebrada por el llanto y ante la atenta mirada del Tribunal Oral 1 de Dolores.

También rememoró el fatídico día en que la llamaron para notificarle que algo había pasado con Fernando, quien había ido a Villa Gesell por segundo año consecutivo a vacacionar con sus amigos. Una mamá de una compañero de colegio de su hijo preguntándole “¿Te enteraste lo qué pasó? Lo llevaron en una ambulancia”.

“Ese día el mundo se detuvo para mí, no soy la misma de antes, y mi hijo era un chico feliz, no tenía enemigos y siempre predispuesto a ayudar a la gente”, declaró entre lagrimas Graciela.

“Cuando entre en la morgue el cuerpo de Fer estaba todo destrozado, su cabeza destrozada, quise abrazarlo. No puedo creerlo hasta hoy y yo lo sigo esperando”, dijo la madre del joven asesinado y agregó: “Estoy muerta en vida, nada tiene sentido para nosotros”. Por último, cerró: “Estuvimos en navidad los dos solos con Silvino (papá de Fernando, ndr), hoy no había nada para festejar en la casa".

Qué dijo Silvino, el papá de Fernando Báez Sosa

Silvino Báez Sosa dijo que “el cuerpo de Fernando” en la morgue “estaba chorreando de sangre por todos lados” y que en ese momento sintió que una parte suya “estaba en una bandeja de acero inoxidable”.

“Señores jueces acá están escuchando el relato de un padre que perdió las ganas de vivir y de luchar y perdió lo mejor de todo que es el abrazo de su hijo”, dijo Silvino, acongojado durante su relato que fue posterior al de su esposa.

Silvino rememoró el sábado del 19 de enero del 2020 cuando, después de un primer llamado que recibió su esposa, el Comisario Rosales le notificó que su hijo había muerto, “en una riña”, algo que a él lo hizo dudar porque -explicó - Fernando no era de pelearse.

Inmediatamente al cortar la llamada, Silvino relató que no sabía qué decirle a su esposa que estaba a pocos metros suyo, pero que ella se le abalanzó preguntándole qué pasaba. “A Fernando lo mataron”, le respondió.

Silvino relató que, junto a su esposa fueron a Villa Gesell, a la fiscalía, donde les confirmaron que su hijo fue asesinado y de allí ambos fueron a la morgue a reconocer el cuerpo de su hijo. “Cómo en este mundo puede haber tanta crueldad”, cuestionó por cómo mataron a su hijo.

Te Puede Interesar