Investigación

Femicidio en Maipú: "El hombre se llevaba mal con todos y quiso matar a unos perros"

Sonia Garberoglio fue asesinada a golpes en una casa de Maipú. Su esposo quedó detenido por femicidio. "Estaba loco", aseguraron en el barrio de la pareja.

Por Hernán Adrover

"Estamos consternados, sorprendidos", explicaron algunas vecinas sobre el fatídico desenlace de Sonia Beatriz Garberoglio (51), la mujer que fue asesinada a golpes por su marido, este lunes por la noche, en una casa de Maipú. Las personas que conocían a la pareja, contaron acerca de algunos problemas que tenían en la relación y apuntaron contra Juan Carlos Romero, el acusado de matarla a botellazos. Indicaron que no se llevaba bien con los vecinos y que hasta quiso matar a los perros de una mujer.

El femicidio sucedió en una casa de calle Alem del barrio Ciancio de Gutiérrez, ubicado en el departamento de Maipú. Un llamado alertó por un caso de violencia de género en esa propiedad y, al llegar, los policías de la Comisaría 29 y familiares de Sonia Garberoglio, descubrieron que estaba gravemente herida. A pesar de la asistencia, la víctima murió en el Hospital Central.

El fiscal Carlos Torres, de la Fiscalía de Instrucción Nº1 de Homicidios, se hizo cargo de la investigación y el sospechoso quedó internado y a disposición de la Justicia.

Femicidio Sonia Beatriz Garberoglio, Juan Carlos Romero, Maipú, policia, homicidio, movil policial.jpg

Los vecinos del matrimonio se mostraron consternados por el hecho de sangre y no salían del asombro. "No escuché nada, sólo cuando la hija salió gritando para pedir ayuda", comentó una mujer mientras miraba cómo hacían el trabajo los policías.

"Ella (por la víctima) trabajaba en el Átomo de la calle Tropero Sosa de Maipú. En el local Qiaro, donde venden ropa y era muy buena mujer", explicó la misma testigo.

En cuanto a la relación de la pareja, Karina, otra de las presentes en la escena este martes, detalló que "de vez en cuando tenían discusiones. Él (por Juan Carlos Romero) estaba enfermo, estaba loco. Trataba y se llevaba mal con todos los vecinos", detalló.

Y al respecto, continuó: "Una vez quiso matar a los perros de una vecina. No se llevaba bien con nadie".

El sospechoso también estaba herido tras conocerse el femicidio y por ese motivo fue trasladado hasta el Hospital Central, donde quedó en observación.

"En las mañanas ella salía de trabajar y casi siempre se escuchaban gritos, era normal. Pero anoche no escuché nada", detalló la misma mujer. Una vez, este tipo amenazó a mi hermano y también le hacía lo mismo a todos, estaba loco", repitió.

Juan Carlos Romero quedó a disposición de las autoridades judiciales y en las próximas horas será imputado por el delito de femicidio.

Según la reconstrucción del caso, todo se inició pasadas las 21 en la casa ubicada en calle Alem al 1053 del barrio Ciancio, donde vivía Garberoglio y Romero. "Vi que ella llegó como a las 19.30", comentó una de las vecinas.

Antes de las 22, Romero llamó a su hija, quien es odontóloga, para avisarle que había golpeado a su madre. Inmediatamente, ella y su pareja se fueron hasta la casa y entraron.

femicidio. Maipú, Sonia Garberoglio, Juan Carlos Romero.jpeg

Fue allí que encontraron a la mujer malherida y tendida en el piso de la cocina, con manchas de sangre en la cabeza y en el rostro. A su lado, también tirado, estaba su esposo, con lesiones.

La joven salió a los gritos de la vivienda para pedir ayuda y que llamaran al 911. Una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC) llegó a la escena y asistió a la víctima, a quien atendieron en la guardia del Central. Sin embargo, a los pocos minutos, los médicos confirmaron su deceso.

El sospechoso, quien la habría golpeado hasta matarla con una botella en la cabeza, quedó con una consigna policial en el mismo centro asistencial. Policía Científica estuvo trabajando durante la noche y en la mañana de este martes en busca de los rastros e indicios para terminar de cerrar cómo fue la mecánica del crimen.

El fiscal, en las próximas horas, iba a imputar al sospechoso, quien luego quedará alojado en la cárcel.

Si sos víctima de violencia de género o conocés a alguien que sufra de esta situación, podés hacer la denuncia y recibir asesoramiento a través de la línea 144.

En Mendoza, podés comunicarte al teléfono: 2616864287 (sólo Whatsapp), llamar al 261 348 7589 o dirigirte al Polo Judicial, ubicado en Plantamura y San Felipe de Ciudad.

Te Puede Interesar