los autores están identificados

Caos en Luján de Cuyo: tiroteo, homicidio y bomberos apedreados

Un hombre de 33 años fue asesinado de un tiro en Luján de Cuyo. El homicidio desató una batalla campal en el barrio.

Un barrio de Luján de Cuyo vivió una noche sumamente violenta con un enfrentamiento armado que derivó en el homicidio de un hombre y luego en una batalla campal que dejó tres casas incendiadas y un brutal ataque a los bomberos que llegaron a la escena para sofocar las llamas.

Los hechos comenzaron a las 20.45 del miércoles en el interior del barrio Las Margaritas, en Mayor Drummond, en Luján de Cuyo.

Entre las manzanas C y E de ese vecindario se originó una balacera y un hombre de 33 años fue asesinado de un balazo en el pecho. Al mismo tiempo, su hermano recibió un tiro en una pierna.

La víctima fatal fue identificada como Néstor Ezequiel Magallanes (33), quien falleció casi en el acto al recibir un disparo de una pistola calibre 22. Su hermano, Alexander Néstor (29), fue herido en la pierna izquierda y quedó internado.

Según testigos, los hermanos Magallanes fueron abordados por dos sujetos conocidos en la zona. Estos les dispararon y escaparon.

Mientras que el mayor de los hermanos quedó sin vida en el lugar, el menor fue llevado en un auto particular al Centro de Salud 31 de Luján de Cuyo, donde lo asistieron. Luego fue derivado a un hospital.

Bomberos piedrazos.jpeg
Noche violenta en Luján de Cuyo. Homicidio, incendio y bomberos apedreados.

Noche violenta en Luján de Cuyo. Homicidio, incendio y bomberos apedreados.

Vecinos que declararon ante la policía identificaron a los dos presuntos autores del crimen, siendo estos dos individuos apodados “Negro” y “Bebé”. Esos sujetos son intensamente buscados por estas horas.

Homicidio, incendio y bomberos apedreados en Luján de Cuyo

El homicidio de Magallanes generó incidentes en el barrio mencionado. A las horas del crimen se informó al 911 sobre al menos tres casas y un auto incendiados, presuntamente, en una especie de venganza por el asesinato.

Entonces, desde el CEO derivaron al lugar a varias dotaciones de bomberos, pero cuando llegaron a la escena fueron recibidos por una lluvia de piedras.

Tal es así que las unidades sufrieron importantes daños y los efectivos debieron abandonar el lugar para proteger su integridad física.

Lo cierto es que en la escena del homicidio trabajaron efectivos de Investigaciones y Policía Científica, quien levantó al menos dos vainas servidas de una pistola calibre 22.

El caso es investigado por la fiscalía de homicidios, a cargo de Claudia Ríos. Por el momento no hay detenidos pero los detectives son optimistas en que los sospechosos serán capturados en breve.

Te Puede Interesar