martes 27 sep 2022
Estado de Sitio

Signos de época, cae el consumo y sube la canasta básica

La canasta básica para no caer en la pobreza pasó los 110 mil pesos y el consumo masivo cayó casi 7 puntos en julio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 19 de agosto de 2022 - 09:38

Los valores que estableció el INDEC para la canasta básica de julio confirman que la resolución del conflicto de ingresos vs precios que hoy viven los trabajadores argentinos se transforma en urgente para el Ejecutivo Nacional, mientras cae fuertemente el consumo de productos masivos como los alimentos.

La movilización del miércoles no fue contra el Gobierno, pero sí debería servir como advertencia que hay un problema latente, como bien se expresó en los reclamos de quienes coparon las calles del centro de la ciudad de Buenos Aires

Los 111.298 pesos (105.133 en Mendoza) que necesita una familia para no caer debajo de la línea de pobreza están muy lejos de los ingresos promedios de los trabajadores argentinos y más aún si excluimos para tomar el promedio al decil de ingresos más altos

A mediados de junio un trabajo de la consultora Equifax reveló que los varones padres ganan en promedio 71.651 pesos y tienen contraídas deudas por un promedio de 20 mil pesos mensuales.

La cifra queda lejos, casi 40 mil pesos, de lo que necesita una familia de 4 personas para no caer en pobreza y sin contar el alquiler, como siempre explicamos cuando se dan los datos de la canasta básica. Pero además solo 20 mil pesos más de la línea de indigencia que quedó fijada 49.465 pesos.

image.png
El valor de la canasta básica sube fuertemente, un vez más, mientras el consumo masivo cae casi 7 puntos en julio

El valor de la canasta básica sube fuertemente, un vez más, mientras el consumo masivo cae casi 7 puntos en julio

Los datos son demoledores pero también revelan la profundidad del problema que enfrenta una economía que parece funcionar en dos velocidades ya que por un lado precios y salarios no cierran y por otro la actividad industrial sigue en crecimiento. El uso de la capacidad instalada llegó a un máximo histórico rozando el 70 por ciento y el desempleo del segundo trimestre que se conocerá en breve rondará el 6.7% continuando la baja.

Cómo encontrar la sintonía entre esas dos velocidades es un gran interrogante como también la generación de empleo sea con salarios que estén por arriba de los valores en valores que permitan a los trabajadores y sus familias tener una vida digna.

Mientras el gobierno lucha por ordenar la macro factor necesario y decisivo para pensar el futuro es necesario empachar la diaria para que la economía pueda seguir rodando.

En julio, el mes de la inflación récord, el consumo masivo cayó 6.7% según el informe mensual de Focus Market y acumula una caída del 2.2% en los siete meses. datos que hacen peligrar el repunte de los indicadores de la macroeconomía

La aceleración de la caída del consumo tiene como única explicación la disparada de los precios en los productos de la canasta básica de alimentos de un hogar que en varios de sus productos tuvo incrementos de entre el 15 y el 20 % en el mes, más del doble del IPC

Un dato preocupante; en el estudio de la consultora alimentos y cuidado personal son los rubros de mayor retroceso en el consumo.

El trabajo resulta revelador en otro aspecto que ya hemos comentado en estos espacios y es la feroz transferencia de recursos que provoca la inflación. Mientras el consumo cayó en los primeros 6 meses el 2.2% la facturación creció un 58.8% en los grandes centros comerciales o sea 12 puntos por arriba de la inflación acumulada en estos primeros 7 meses.

La complejidad de la situación no hace falta ni explicarla como tampoco que el camino de salida como ayer expresó el propio Ministro de Economía, es la política.

Te Puede Interesar