Diario de Campaña

Milei, Macri y una alianza que ya tambalea

El acuerdo entre Mauricio Macri y Javier Milei ya cruje. Sergio Massa pasó por Mendoza en su estrategia de recuperar votos en lugares difíciles.

Por Marcelo López Álvarez

Todo pasa tan rápido en la política argentina que nada sorprende. Lo que hace tres días parecía una fija para el Patrono Santiago hoy está a punto de pasar a ser un boleto tirado. La nueva conducción de la derecha anarco libertaria por parte de Mauricio Macri está a punto de derrumbarse. La entente con Javier Milei entró en zona de peligro.

La resistencia de los seguidores del candidato a presidente y del ex presidente es cada vez más notable. Las señales de ambos lados, por acción u omisión, se amontonan y son inocultables. El fin de semana tomado por la final de la Copa Libertadores mantuvo distraído al nuevo jefe de la escuadra libertaria. Sin embargo, las dos semanas que se inician hoy y sobre todo la posterior al debate serán fundamentales. Las estrategias con las que se especula de ambos lados del mostrador son muchas, algunas alocadas, pero no descartables, de acuerdo a cómo se desarrollen los escenarios a partir de mañana y del próximo lunes.

Las huestes del Juntos por el Cambio o mejor dicho del PRO y de la UCR viven sus crisis partidos en dos; los neutrales que no se animan a decir que votaran por Sergio Massa o en blanco en el balotaje y los que ya decidieron seguir a Mauricio Macri adelantando su voto al candidato libertario o se hacen los neutrales, pero prometen fiscalizar el comicio.

Del lado de La Libertad Avanza la situación es similar, aunque quizás un poco más compleja por el armado de esa alianza. Por un lado, los legisladores que llevó en sus listas La Libertad Avanza son un rejunte anti Macri y anti k que a cualquiera de los extremos que se acerque el candidato estarán conformes y los seguidores desde el primer momento de Milei, en general economistas llenos de fracasos o negocios y algunos marginales de la política están que arden, pero en este caso porque ven en peligro sus lugares de decisión y poder en caso de llegar al Gobierno.

El libertario, que es tironeado por los ambos lados y también por sus votantes, da señales públicas que sus principales banderas no cambian; cierre del Central y dolarización no se bajan. Sus más íntimos insisten, a su vez, en otros temas espinosos como los voucher, la obra -ya no- pública y el mercado de órganos. ¿Lo hacen por convicción propia para cuidar sus lugares y forzar el debate o lo hacen con la anuencia de la Milei para condicionar la jefatura de Mauricio Macri? Solo ellos tienen la respuesta.

Pasados varios días del anuncio del Acuerdo de Acassuso el único ítem en el cual lograron avanzar los enviados de Mauricio Macri con los de Javier Milei fue en el de control y fiscalización del comicio, donde los representantes de Macri, José Torello y Paula Bertol, prometieron a Guillermo Ferraro, Guillermo Francos y Sandra Petrovello estructura y aportar “miles de fiscales” algo difícil de cumplir por el macrismo sin tener el apoyo del radicalismo que es quien a pesar de los años le sigue dando la estructura la PRO en la enorme mayoría de las provincias argentinas. La oferta del macrismo se parece mucho a la de Barrionuevo y ambas tienen la misma falencia, es incumplible.

Otra área que el macrismo pretendió intervenir rápidamente fue la comunicación. Si bien las primeras horas parecieron tener éxito rápidamente los voceros de LLA y el propio Milei decidieron desoír las órdenes de Macri, molestos por el protagonismo que tomó el ex presidente con sus apariciones públicas y sus apoyos pero con cuestionamientos al anarco libertario. Desde el entorno libertario cuestionan que les quisieron meter al salteño Hampton, alumno dilecto de Duran Barba, pero distanciado de este y que acumula dos derrotas seguidas asesorando a María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich.

La misma suerte corrieron Nicky Caputo y José Torello a quienes el ex presidente pretendió colocar de asesores políticos y financieros. El propio Milei les mostró la puerta de salida. Nada tienen que ver con él pero además los libertarios sospechan que las promesas de fondos para cerrar la campaña son solo eso, promesas.

Sin embargo las dos carpas que más rispideces generaron son las de economía y seguridad.

En economía después de unos días de silencio ayer el padre del proyecto dólarizador, Emilio Ocampo posteo una foto de todo su equipo de trabajo junto a Javier Milei, con el texto Hay equipo. Una señal clara de que no se abandona el proyecto dolarizador.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Focampo_emilio%2Fstatus%2F1720512974429782194&partner=&hide_thread=false

La misma situación se da en Seguridad donde Victoria Villaroel públicamente dudo que Patricia Bullrich se haga cargo del area; con Javier tenemos bien claro que los equipos de seguridad están trabajando bajo mi conducción, aseveró la candidata a vicepresidenta.

Ayer Milei y Villaroel lideraron una tumultuosa caravana por el Gran Buenos Aires (primera etapa de una gira por varias provincias entre ellas Mendoza) con ausencia absoluta de dirigentes del PRO y que terminó con un discurso de menos de cinco minutos con confusiones históricas y geográficas y la ratificación de que “el cambio no es posible con los mismos de siempre”.

Los rumores de que esta semana tanto Macri como Bullrich y otros dirigentes se llamarían a cuarteles de invierno y abandonarían, sin anunciarlo, el acompañamiento al libertario crecen. Es una opción, pero parecería improbable, es el único camino que tiene el ex presidente para poder conservar una cuota de poder o de participación en el Ejecutivo nacional.

Massa busca votos en zonas áridas

Rodolfo Suarez, Sergio Massa, Casa de Gobierno, asistencia viento Zonda, incendios
Sergio Massa pasó por Mendoza, discurso y gestos de unidad nacional a la búsqueda de votos en lugares difíciles para enfrentar a Javier Milei en el balotaje.

Sergio Massa pasó por Mendoza, discurso y gestos de unidad nacional a la búsqueda de votos en lugares difíciles para enfrentar a Javier Milei en el balotaje.

Desde la otra orilla camino al balotaje, Sergio Massa después de su paso por Mendoza continuará con la estrategia de fortalecer la campaña en las provincias donde perdió. Sus estrategas son conscientes que no darán vuelta el resultado en ninguna de ellas, pero consideran que es donde más se puede crecer en votos que aporten a la sumatoria general.

La estrategia no variará demasiado, se seguirá llamando a la unidad nacional, se mostrará a Massa como independiente de los sectores internos y con la mirada puesta en los ciudadanos menos politizados. Desde el massimo creen que incluso es recuperable una parte de los votantes de Milei de las PASO y la Primera Vuelta que solo votaron al libertario por bronca.

Por ahora la campaña del candidato oficialista parece tener una ventaja sobre la de su competidos y que es la homogeneidad y unicidad del discurso y la centralidad del candidato, algo que Milei perdió con la llegada de Mauricio Macri y que intentará retomar está semana.

Mañana con la resaca de un Boca que no logró su séptima Copa Libertadores, comienzan dos semanas que serán intensas y definitorias.

Te Puede Interesar