Análisis

Milei busca recomponer su capital pero no cesa sus ataques

Javier Milei busca recomponer su capital, convoca a un pacto nacional pero solo si primero la aprueban la Ley Bases. Su primer discurso ante la Asamblea Legislativa.

Por Marcelo López Álvarez

Javier Milei decidió no presidir el país sino montar un show televisivo y mediático intentando relanzar su gobierno con un copy paste de sus discursos anteriores y bravuconadas contra los gobernadores, los legisladores, los sindicatos, los docentes, los jubilados y los medios de comunicación.

Al contrario de lo que marca la tradición entró por el costado derecho de la Presidencia saludando cual estrella cinematográfica para subir al atril mientras los aplaudidores y seguidores expresaban el grito de guerra de Viva la Libertad Carajo.

Al igual que durante todo el discurso la transmisión televisiva obvió prolijamente a las bancadas opositoras, sólo mostró los legisladores oficialistas y las barras.

La alocución no cambió en nada de su discurso del primer día con datos falsos o inventados como los 17 puntos del déficit, los datos de emisión o la fábula del viaje de la inflación y con las agresiones a los políticos que “no la ven”.

Así por ejemplo destaca el 60 por ciento de pobreza pero ignora el golpe que significó la devaluación mientras reitera la mentira sobre el salario en dólares de la década del 90 y la construcción del país más rico del mundo.

Es difícil analizar un discurso que solo contiene falacias y agresiones sin prueba alguna a quienes no piensan cómo él y en un acontecimiento histórico extorsiona abiertamente a gobernadores y legisladores convocándolos a firmar un acuerdo nacional pero si antes el Congreso le aprueba la Ley Bases que retiró y parece dispuesto a volver a enviar.

Los puntos que propone para el pacto son una lista de lugares comunes, muchos ya fijados por la Constitución y las leyes. Una puesta en escena ridícula primero por la extorsión y porque cada punto tiene 10 formas distintas de lograr el objetivo planteado.

El presidente convoca a ese pacto sólo a gobernadores y ex presidentes pero obvia en la convocatoria a los legisladores y a la sociedad civil que son quienes deben aprobar en leyes esos cambios y después ponerlos en práctica

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/OPRArgentina/status/1763729900391817403?t=09cPqBGGnM2sL6hnzPkInQ&s=08&partner=&hide_thread=false

Javier Milei y sus diagnósticos falaces

Los diagnósticos sociales que realiza el Presidente, como en el caso de las jubilaciones, muestran un desconocimiento fuerte, de él y su equipo, sobre la realidad de la construcción social de la Argentina. Como lo hace en el momento de hablar de inseguridad dónde mezcla el narcotráfico con las protestas sociales.

Las agresiones fueron permanentes apoderándose, en grandes párrafos del discurso, de construcciones falaces de sus ejércitos de redes sociales, como cuando habló de las curriculas escolares y de los centros de formación docente,

Un dato llamativo es que Milei reconstruye su propio discurso electoral y asegura que planteó a la sociedad cosas que jamás expresó.

En materia económica excepto un par de definiciones, todos los números y consideraciones son falsas o engañosas.

Por lo general los discursos presidenciales en las aperturas de sesiones ordinarias tienen un mix importante de anuncios y balance de concreciones a veces aumentadas, pero (por lo menos desde el retorno de la democracia) nunca hubo un discurso presidencial donde el 100 por ciento de lo que se expresa es mentira o engañoso.

image.png
Javier Milei convocó a un pacto nacional con condiciones y asegura que enviará leyes anticasta.

Javier Milei convocó a un pacto nacional con condiciones y asegura que enviará leyes anticasta.

La única novedad, por fuera del Pacto de Mayo, fue el anunció de una series de proyectos que llamó “Leyes anticasta”, que contempla o mejor dicho contemplaría, la eliminación de jubilación presidencial, avance sobre la vida interna de los sindicatos, convenios colectivos por empresa o grupo de empresas por sobre los convenios colectivos por sindicato, reducción de asesores legislativos, la eliminación del financiamiento de los partidos políticos y una serie de restricciones para dirigentes con condena judicial sin sentencia firme.

La gran mayoría de las propuestas que contemplaran esos proyectos son absolutamente inconstitucionales.

Javier Milei y su amor por la inconstitucionalidad

A pesar de posar para la foto con cierto respeto frente a la Constitución Nacional y declararse admirador de Alberdi es notable que la gran mayoría de las propuestas que realiza el presidente son inconstitucionales

Por ejemplo el proyecto, que ya había anunciado mediáticamente, para penalizar por ley a quienes aprueben un presupuesto con déficit y ponerlo a la altura de un delito de lesa humanidad. Un delirio absoluto. Al mismo tiempo confirmaba que gobernará por decreto tal como le adelantó al Financial Times

La imagen que dejó Javier Milei fue la de un presidente que mediante el espectáculo televisivo (censurando a las bancadas opositoras) y bravuconadas busca recomponer capital político, una tarea difícil para alguien que asegura a la sociedad y sus dirigentes que si quieren conflicto tendrán conflicto.

Te Puede Interesar