Reclamo

Siguen las protestas por San Jorge en las que participan varios partidos de izquierda

Este martes a las 10 los asambleístas cortarán el ingreso a la ciudad de Costanera y Vicente Zapata. Las fuerzas políticas mayoritarias no acompañarán, pero sí el socialismo y el Frente de Izquierda.

Por Matías Malagoli

Este martes a las 10 de la mañana se realizará una protesta en defensa de la “ley de minería” con una concentración en Costanera y Vicente Zapata, de la que participarán algunas fuerzas políticas de izquierda pero que tendrá la ausencia de los partidos mayoritarios.

El tema minería es seguido de cerca por los equipos de campaña del PJ, la UCR y el PD, tanto que el rechazo popular al proyecto San Jorge hizo que radicales y peronistas cambiaran de postura y terminaran rechazando la iniciativa en la Legislatura.

Pero para las agrupaciones ambientalistas, encabezadas por la Asamblea Popular por el Agua, la lucha no ha concluido. “Hay varios pedidos de inconstitucionalidad sobre la ley 7.722, y estamos alerta a que esas acciones legales no prosperen”, aseguró Paula Ferreire, vocera de la organización.

De la movilización, que irá primero a Tribunales y más tarde se concentrará en al Legislatura, participarán varias fuerzas políticas: el Frente Amplio Progresista (integrado por el socialismo y Libres del Sur, entre otros), Proyecto Sur (la agrupación de Pino Solanas) y el Frente de Izquierda serán de la partida, aunque en un segundo plano para no “contaminar” la marcha de proselitismo.

Estas fuerzas, además, han acompañado el reclamo desde sus inicios y siempre con la modalidad de ubicarse en un segundo plano para no acaparar la atención.

Pero quienes no tomarán parte en el reclamo son los ahora también antimineros PJ y UCR, que pese a posiciones individuales en contra de la extracción de minerales nunca tuvieron posturas orgánicas. Tampoco lo hará el Partido Demócrata, que sólo en San Carlos tiene una fuerte militancia en el tema.

Los tres partidos mayoritarios de la provincia votaron en contra del proyecto después de que el radicalismo forzara su tratamiento días después de las primarias, acorralando al justicialismo que terminó rechazando una iniciativa que había impulsado desde la gestión.

Te Puede Interesar