Patrimonio cultural

Cementerio de Capital: arte del más allá

El sábado se realizó un recorrido por el Cementerio de Mendoza a fin de presentar: “Plástica de Ultratumba y Arte Funerario”. Los recorridos se hacen el segundo y cuarto sábado de cada mes. El próximo será el 13 de julio.

Por Sección Sociedad

El Cementerio de Capital, cuyo ingreso principal se encuentra por calle San Martín al 1100, ofrece visitas guiadas el segundo y cuarto sábado de cada mes, con diferentes temáticas. Este sábado se presentó: “Plástica de Ultratumba y Arte Funerario”. La próxima guía será el día 13 del próximo mes.

Ariel Sevilla es el encargado de explicar a los visitantes las historias que esconde el arte fúnerario. 

Los recorridos están a cargo de Ariel Sevilla, periodista e historiador. En comunicación con Sitio Andino, afirmó que empezaron a estudiar el cementerio en el año 2001 y a medida que fueron descubriendo edificaciones y personajes, estos sirvieron para crear el programa de visitas guiadas en el 2003. Este programa se ha desarrollado hasta crear diferentes recorridos con temáticas diversas.

“El ir investigándolo y transitándolo, nos permitió ir conociéndolo un poco más y así se desarrollaron diferentes circuitos. Al principio teníamos 1 nada más, que era recorrer el cementerio, pero cuando descubrimos que acá habían una saga de gobernadores que habían sido muy importantes, pudimos desarrollar diferentes temáticas”, destacó el historiador.

Las temáticas tienen una gran variedad, que se ha logrado con años de investigación. Gobernadores, políticos, militares, próceres civiles, bodegueros, intelectuales y artistas, tienen un lugar en esta necrópolis. Además el arte, la arquitectura y la simbología de los mausoleos, criptas, tumbas y lápidas conforman una entretenida opción para turistas y coterráneos.

El Doctor Adolfo Calle también forma parte de la necrópolis provincial. 

Además Sevilla informó que: “Actualmente, por ejemplo, no habíamos investigado el sector de párvulos (sector de niños), y ahora, este año lo empezamos a investigar. Con la información que tenemos, ya hemos creado un recorrido turístico, que se llama “El rincón de los angelitos” y lo que hacemos es volcar a la comunidad nuestros hallazgos para que la gente lo vaya compartiendo y nos vaya haciendo aportes, porque así socializamos la información y lo vamos construyendo entre todos”.

La cantidad de personas que visitan cada recorrido es muy fluctuante. Esta visita contó con 30 personas. Aunque el historiador afirma que en las nocturnas son multitudinarias. “Hacemos dos turnos porque vienen entre unas 300 y 400 personas. Por eso con mi hermano lo dividimos en dos al recorrido, él va por un lado y yo por el otro”, explicó.

Historia de un edificio centenario

La Capilla Nuestra Señora del Rosario fue habilitada en 1900 y funcionó como capilla fúnebre, pero aparte fue capilla de la comunidad de esta zona de Las Heras. Hacia finales de la década de 1970 se cerró, pero no se sabe por qué y se la convirtió en un depósito. Este edificio soportó el terremoto de San Juan en 1977 y el de 1985, pero se debió restaurar.

“En el año 2005, como efecto paralelo de poner el cementerio en valor, pidieron fondos a la Provincia y entonces, la Municipalidad logró restaurarla. En 2007 se la habilitó, se le volvió a dar su función de iglesia porque todos los sábados a las 17 se da misa. Además es un hito importantísimo porque condensa bastante la historia del cementerio. Lo que sí está necesitando es una restauración urgente, nuevamente. Porque es un edificio de 113 años y necesita mantenimiento” enfatizó Sevilla.

Y finalmente, destacó que este no es un recorrido turístico cualquiera, sino que caracteriza a la provincia y las personas que vivieron hace más de 100 años en estas tierras.

“Muchas veces la gente se pregunta ¿Por qué un cementerio puede convertirse en un circuito turístico? Nosotros siempre aclaramos que es un circuito turístico, cultural y patrimonial. Nosotros pretendemos con todo respeto, porque es un lugar sagrado para mucha gente, rescatar y que la gente conozca cómo pensaba los mendocinos hace más de 100 años. En cualquier cementerio está condensada la mentalidad de la comunidad. En este cementerio tenés manifestaciones artísticas y simbólicas, pero también cosas que reflejan el sentir de la gente, por ejemplo: la fastuosidad de un mausoleo” concluyó el historiador.

Con una campanada se cerró el recorrido.

Te Puede Interesar