balance

Derechos Humanos: la marca registrada del kirchnerismo

ONG’S y abogados especializados en la materia coinciden en que en estos diez años “se hizo historia”. Afirman que el cambio fue “del 100 por ciento”, pero admiten que hay que mejorar. La situación carcelaria, en la mira.

Por Pablo Segura

“El Kirchnerismo ha impuesto una marca que será recordada por el resto de la historia”, dice el abogado Alfredo Guevara. Al mismo tiempo, Elba Morales, del Movimiento Ecuménico de los DDHH, agrega: “En la última década el cambio fue del 100 %”.

Ellos resumen el pensamiento de los especialistas en la materia sobre los cambios que tuvo los Derechos Humanos en los 10 años del kirchnerismo al poder.

Es la marca registrada del modelo, y así lo hicieron saber ONG’S, abogados penalistas y personas que padecieron la última dictadura.

“Hace 10 años, la Justicia valía lo que vale una servilleta”, lanzó Guevara, abogado penalista y miembro de la ONG Xumek.

Para el letrado, los cambios que hizo este gobierno le dieron a la Justicia “prestigio” y “transparencia”. En ese sentido, destacó lo que él llama “ampliación de DDHH”, destacando la Asignación Universal por Hijo y el matrimonio igualitario, entre otros.

“Eran sectores que estaban excluidos. Con esta década ganada accedieron al derecho de información, de participación”, explicó.

Pero no todo es positivo para los analistas. “Como siempre hay cosas por mejorar”, soltó Guevara, y resaltó la situación carcelaria, a la que definió como “una gran deuda del kirchnerismo”.

“El mismo Néstor Kirchner anunció que es una deuda. Es una situación complicada. Pero también hay que atender el reconocimiento de los pueblos originarios, la minería y el sistema financiero que no pasa por un buen momento”, analizó el letrado.

Más allá fue Elba Morales, Coordinadora en Mendoza del Movimiento Ecuménico de los Derechos Humanos, quien admitió que en la actualidad “hay una especie de retroceso en el trabajo de los derechos humanos”.

“No hablo en general, no en todo el país se ha avanzado tanto como en Mendoza. Pero no veo el mismo ímpetu en el trabajo legal por lograr la verdad y justicia. Algunos seguimos firmes”, explicó Morales.

Y en ese sentido, hizo un balance de estos 10 años: “De no tener la posibilidad de acceder a la Justicia por las leyes de la impunidad a la modificación de esas leyes. Eso nos abrió el camino. Teníamos que batallar contra un Poder Judicial que en parte estaba compuesto por gente que venía de la dictadura”.

“Fue una lucha muy fuerte, pero lo logramos.  Tenemos que seguir batallando, y no equivocarnos”, concluyó Morales.

Te Puede Interesar