Déficit habitacional

Rodríguez Saá dio a conocer el "secreto" de su plan de viviendas

Desde la vuelta a la democracia en San Luis se han construido 58.421 viviendas, es decir, una casa cada siete habitantes, lo cual supera ampliamente el promedio nacional de una cada treinta. Conocé como lo hacen.

Por Leandro Abraham
Que el 51% de las familias que habitan la provincia de San Luis lo hacen en viviendas construidas desde 1983 hasta hoy por el gobierno de los Rodríguez Saá es una estadística que desvela a los habitantes de Mendoza, donde se calcula que el déficit habitacional supera las 100 mil casas.

Por esto, un grupo de ex funcionarios y colaboradores del candidato a presidente Alberto Rodríguez Saá explicó el secreto de la administración que construyó más de 58 mil casas en menos de 30 años.

En primer lugar, el presupuesto de la vecina provincia (algo más de 5 mil millones anuales) que cuenta con unos 400 mil habitantes duplica la cantidad de dinero per cápita del que tiene Mendoza, donde el dinero disponible es de casi 11mil millones para unos 2 millones de habitantes.

Además,  San Luis cuenta con una ley provincial que obliga al estado a destinar no menos del 50% del presupuesto a obras públicas como casas, rutas e infraestructura en general.

Sin embargo, los funcionarios de los Rodríguez Saá manifestaron a SITIO ANDINO que la clave del programa de viviendas está en “el orden y la moderación en la administración de los recursos”.

“Desde la vuelta de la democracia que nuestra provincia no cuenta con déficit presupuestario, el lema de Adolfo es nunca gastar más de lo que está destinado para resolver esa problemática”, aseguró Eduardo Gomina, ex ministro de Desarrollo Humano y Salud de San Luis.

En cuanto al financiamiento, además de la nombrada partida obligatoria para gastos en obras públicas, San Luis utiliza fondos provenientes del Fondo Nacional de la Vivienda, que provienen en su gran mayoría de la recaudación de los impuestos sobre combustibles líquidos, únicamente para construir casas, algo que no sucede en otras provincias.

“Durante la crisis de 2001 el gobierno permitió que los fondos para viviendas sean utilizados para gasto corriente, sin embargo San Luis es la única provincia que nunca tocó un peso de ese dinero para otros usos”, afirmó Orlando Grillo, uno de los creadores del programa de viviendas que trabajó tanto en la administración de Adolfo como Alberto Rodríguez Saá.

Según los exponentes, una de las claves para solucionar los inconvenientes habitacionales es que el gobierno tome la construcción de casas como una inversión y no espere que los beneficiarios devuelvan la totalidad del costo de la vivienda.

“En nuestra provincia la gente paga una cuota casi simbólica, el estado es quien se hace cargo de una importante parte del costo de la construcción. De esta forma, invirtiendo en que todos tengan una casa digna también lo hacemos en salud, educación, etcétera”, comentó a SITIO ANDINO Liliana Bertolucci, quien se desempeñó como ministra de Progreso, diputada provincial y nacional.

Casas para todos los bolsillos

Lo que muchos no saben es que el plan provincial de viviendas de San Luis construye diferentes tipos de casas, que se adaptan al poder adquisitivo y las posibilidades de cada beneficiario.

Viviendas Sociales, Productivas y de Auto Ayuda son las tres formas principales que propone el gobierno para la construcción de los hogares.

Viviendas sociales son las famosas casas por las que los puntanos pagan $90 mensuales durante 300 meses. Productivas se denomina a un grupo de 200 casas a las que se le integró un salón de 35 metros cuadrados donde los adjudicatarios deben crear su propio negocio. Finalmente las de Auto Ayuda funcionan cuando el estado entre a los beneficiarios el terreno, los materiales y los planos de construcción para que la persona levante su casa con sus propias manos.

Te Puede Interesar