polémico

Los beneficios que tiene el Rengo Aguilera en la cárcel de Boulogne Sur Mer

Detenido hace un año y medio, el barra está aislado del resto de la población, en un sector donde un preso “común” sólo permanece los primeros días. “Vive mejor que nosotros”, dicen, irónicamente, desde adentro del penal.

Por Pablo Segura

Hacinamiento, baños sin las más mínimas normas de higiene, celdas en pésimo estado y peligro constante de enfrentamientos. Estas, entre otras, son algunas de las características a las que se enfrentan día a día los cientos de presos que tiene la penitenciaría de Boulogne Sur Mer. Pero, claro está, hay excepciones.

Una de ellas es la del Rengo Aguilera, el ex Jefe de la barra brava de Godoy Cruz que está preso hace un año y medio acusado de un intento de doble asesinato, pero que goza de varios beneficios a los que el resto de los internos no acceden.

¿Dónde está alojado y cómo vive hoy el barra? “Vive mejor que nosotros”, aseguran desde el interior de la penitenciaría.

Lo cierto es que está ubicado en el sector de admisión, un pabellón aislado del resto de la población de penal, y en el que un preso “común” sólo está los primeros días, es decir, al ingresar. Luego se le designa pabellón y celda.

Pero el barra desde que entró a la cárcel quedó alojado allí, en una celda que tiene características pocas veces vistas. “Está bien pintada, tiene buena ventilación y hasta baño propio”, contó un empleado de la penitenciaría provincial.

Pero eso es poco. Aguilera tiene a su disposición un televisor (colgado en la pared) con DirecTV, una Play Station, un aire acondicionado frío calor, un DVD y hasta una computadora con acceso a internet (algunas fuentes aseguran que está conectado a redes sociales todo el día).

Y ojo, que aún queda más. El barra tombino es el único interno que no ingiere la comida del penal. ¿Cómo logra eso? Simple, recibe la visita del delivery todos los días.

Ante las denuncias recibidas, SITIO ANDINO consultó con fuentes penitenciarias y autoridades policiales, quienes confirmaron estos rumores que, de paso, dejan a más de uno con la boca abierta.

Actualmente, el reo sólo tiene contactos con sus otros familiares que también están detenidos. La explicación oficial es que el resto de la población no lo acepta, por lo que se mantiene aislado para prevenir supuestos ataques.

Limpio y ordenado

Además de los beneficios a los que accede día a día, desde adentro del penal resaltan la limpieza y el orden que mantiene Aguilera dentro de su celda.

“Tiene todas las zapatillas ordenadas en un rincón y la celda está limpia. Las paredes son bien blancas, no tiene comparación con el resto de los pabellones que son deplorables”, contó otro empleado de la cárcel, sin antes aclarar que toda la vestimenta "es de marca".

En estas condiciones, Aguilera espera ser juzgado por un doble intento de homicidio, por lo que arriesga una condena de hasta 33 años de prisión. El debate recayó en la Cuarta Cámara del Crimen y ahora solo resta establecer fecha para el proceso.

Mientras tanto, el barra continúa en el sector de admisión, ¿incomunicado?

Te Puede Interesar