inseguridad

Seguridad: un año de gobierno, las mismas estadísticas y crímenes que conmocionaron a la provincia

La primera etapa de gestión del gobernador en materia de seguridad alterna buenas y malas. Los homicidios tuvieron una leve baja, aunque hubo casos que hicieron temblar al Ministerio de Seguridad.

Por Pablo Segura
El primer año de gestión del gobernador Francisco Pérez en materia de seguridad alternó buenas y malas.

Si bien las estadísticas oficiales con referencia a homicidios, el delito que marca gran parte de la sensación de inseguridad, tuvieron una baja sensible, hubo casos que hicieron tambalear al ministro de Seguridad Carlos Aranda.

Los 12 meses que lleva Paco Pérez al frente del Ejecutivo dejaron un total de 106 homicidios en el Gran Mendoza, marcando así un leve descenso con respecto al último año de gestión de Celso Jaque, donde se perpetraron 109 crímenes.

Cabe aclarar que las estadísticas de este año aún no han sido completadas oficialmente por el Poder Judicial. Es que, según explicaron desde Tribunales, se pueden sumar más hechos, pues algunos casos en el que la víctima está herida, pueden transformarse en un homicidio dependiendo de la evolución de esta. En tanto que de robos agravados y abusos sexuales, aún no hay cifras oficiales del 2012.

Sin embargo, si hablamos de impacto en la gestión del gobernador, habrá que recordar varios casos donde el Ministerio de Seguridad pareció estar en crisis y donde, en algún momento, hasta se rumoreó con la renuncia de Aranda.

 

El crimen de Matías Quiroga, tal vez el más conmocionante del 2012, el homicidio del abogado Adolfo Moreno y las muertes de María Lourdes Gordillo (aún sin detenidos) y Micaela Tatti, en el barrio La Gloria, marcaron un antes y un después en la cartera de calle Salta.

La muerte de Quiroga a manos de delincuentes durante un intento de asalto a un camión blindado provocó la polémica por las salidas transitorias de presos. Es que uno de los principales acusados, el “Tanga” Gómez, accedía a ese beneficio por que lo fueron varias las críticas que recayeron sobre el funcionamiento de la Justicia y el Gobierno.

Algo similar sucedió con Moreno. El conocido letrado fue asesinado en su casa de Dorrego y la investigación apuntó a “Raimundito”, un famoso delincuente juvenil, quien a pesar de tener decenas de causas penales, nunca había pisado la penitenciaría provincial.

Y como si esto fuera poco, el podio lo completó el crimen de una bancaria durante un asalto en la puerta de su casa. A diferencia de los anteriores, esta causa está sin detenidos y a días de cumplirse los seis meses del caso, el expediente parece no tener grandes novedades.

Lejos de los homicidios en ocasión de robo, el primer año de gestión también estuvo marcado por la guerra de bandas que en departamentos como Godoy Cruz y Las Heras dejó varios muertos y, obviamente, despertó la preocupación de las autoridades.

El control de la zona y la venta de estupefacientes, entre otros negocios, se cobraron vidas de personas inocentes, entre ellas, la de Micaela Tatti, quien fue asesinada en el barrio La Gloria.

Su padre, Stefano Tatti fue junto a Osvaldo Quiroga, padre de Matías, quienes encabezaron más de una marcha para pedir seguridad y, de paso, cargar duramente contra el gobierno de Paco Pérez.

Los últimos meses del 2012 encontraron a una situación complicada por los crímenes de estas características, provocando así que la oposición hiciera hincapié en varias oportunidades sobre la inseguridad que atraviesa la provincia. De todos modos, las estadísticas muestran una situación sin cambios, igual a la del 2011.

Te Puede Interesar