Tires y aflojes en la Legislatura

Con apoyo nacional, el PJ embarra el proyecto radical de salidas transitorias

Si bien fue aprobado en Diputados en general, desde el oficialismo dicen que para la votación en particular pondrán palos en la rueda. Por su parte, Petri pide "Que la política penitenciaria de Mendoza se decida en Mendoza".

Por Leandro Abraham

Con la visita de Mónica Cerutti, funcionaria nacional del ministerio de Derechos Humanos, como condimento extra, el oficialismo intentará embarrar la cancha y ponerle palos en las ruedas al tratamiento del proyecto de la UCR que pretende modificar el Código Procesal Penal para restringir las excarcelaciones a criminales peligrosos.

Es que según las palabras de la propia funcionaria, Cerutti llega a Mendoza para exponer sobre derechos humanos y así tratar que el proyecto del diputado radical Luís Petri se congele en la Cámara de Diputados, donde el texto ya tiene el visto bueno en general pero ahora debe pasar la votación en particular.

Si bien desde el PJ en la Legislatura indican que la visita de Cerutti no influirá en la opinión y decisión del bloque sobre el proyecto de la UCR, casualmente el día en que la funcionaria de Cristina Fernández llega a Mendoza para defender los derechos humanos el oficialismo sale a cruzar a Petri por la intención de limitar las excarcelaciones.

“Las leyes Petri de seguridad son iguales a las Blumberg, se tratan por la presión de los medios y de algunos sectores de la sociedad pero a la larga no sirven para nada”, lanzó el diputado Claudio Díaz, integrante de la comisión bicameral de Seguridad.

Sin embargo la postura del oficialismo en Diputados incurre en varias contradicciones con respecto a la idea radical de modificar el Código Procesal Penal, ya que a la hora de la votación casi todos los legisladores aprobaron el proyecto, pero ahora muestran opiniones en contra.

“Decidimos aprobar la ley por la presión de los medios y de los padres de víctimas del delito, pero creemos que hay muchos puntos en el proyecto que son por lo menos discutibles y no podemos cometer el error de aprobar una modificación a un Código en un mes sin analizar el impacto a futuro”, resaltó Díaz en diálogo con SITIO ANDINO.

En relación con el proyecto de Petri, el diputado kirchnerista indicó que sancionar esta ley “no mejorará en absolutamente nada la seguridad de la provincia, ya que la norma no puede ser retroactiva y sólo podrían impedirse el beneficio a aquellos delincuentes que cometan delitos desde que se produzca la sanción en adelante, por lo que los resultado se verán recién dentro de por lo menos 5 años”.

“La ley actual no es mala, el problema es que no se cumple, si las cárceles están sucias, se maltrata a los internos y viven hacinados entonces lógicamente no se van a reinsertar en la sociedad. Lo único que conseguiríamos impidiendo las salidas transitorias es que cuando los presos salgan en libertad todos los problemas que tienen hoy en día se multipliquen por 2. Hay que ir contra la base del problema, no poner parches”, finalizó Claudio Díaz.

Por su parte, el diputado Luis Petri, autor del proyecto, cargó contra la visita de la funcionaria nacional Mónica Cerutti al destacar que “la política penitenciaria de Mendoza debe decidirse en Mendoza” y criticó al oficialismo por sus “cambios de postura”.

“El PJ aprueba el proyecto pero después trae funcionarios a criticarlo, lo importante es que tenemos que optar por defender los derechos de los delincuentes o los de las víctimas”, resaltó Petri.

Teniendo en cuenta estas posturas encontradas, la reunión de la comisión bicameral de Seguridad que se desarrollará mañana será el ámbito perfecto para que la UCR y el PJ decidan qué sucederá con este proyecto de cara al futuro.

 

 

Te Puede Interesar