sábado 20 ago 2022
CUIDADO

Por qué nunca hay que dejar que se vacíe demasiado el tanque de nafta

Ahora que se normaliza la venta de combustibles, muchos esperan que se llegue a la reserva para cargar. Pero ojo, esto ye puede traer problemas mecánicos costosos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Sociedad 11 de agosto de 2011 - 18:50

Actualmente, los precios crecientes del combustible y la escasez en las estaciones de servicio, ya sea nafta o gasoil, obligan a muchos conductores a manejar casi en la reserva.

Sin embargo, esto no es lo más conveniente ya que puede generar diversas contrariedades mecánicas con altos costos y circunstancias realmente molestas.
 
Entre los problemas mecánicos que se pueden ocasionar tenemos:

  • La nafta actúa como refrigerante para la bomba de combustible, por lo tanto, manejar con el tanque casi vacío genera que la bomba succione aire, lo cual produce calor y  ocasionará que se desgaste y falle. La reparación de este tipo de dispositivo es bastante costosa comparada con llenar el tanque.
  • La mayoría de los combustibles no son de buena calidad por lo que pueden dejar residuos que se depositan en el fondo del tanque. Asimismo, puede haber rastros de otras partículas como polvo del ambiente. Al tener poco combustible en el contenedor, esa suciedad es "chupada", se filtra fácilmente por las líneas y puede bloquear el filtro.
  • Otra consecuencia de manejar con poco combustible es quedarse varado o tener un accidente cuando eventualmente el auto se detenga –podrías estar en medio de una concurrida avenida principal o en una ruta completamente desierta.

Esto requerirá la ayuda de una grúa, conseguir carburante, pero lo peor de todo es que ponés en riesgo a tu persona y a tu familia, además de pasar un mal rato.

Recomendaciones

Afortunadamente estos escenarios pueden prevenirse. Acá van unos consejos: 

  • Mantener el tanque lo más lleno posible, como mínimo un cuarto de su capacidad.
  • Reabastecer el tanque si pretendés hacer un viaje largo o si vas a trabajar, ya que podrías quedarte varado en medio del tránsito.
  • En algunos vehículos se cuenta con un sistema que te informa de la autonomía disponible en kilómetros.

Sin embargo, no confíes del todo en esos números, ya que dependiendo de tu estilo de manejo y tránsito pueden modificarse en cualquier momento.

Fuente: Contexto

Te Puede Interesar