Sin cambios

La luz no aumentará este año y el gobierno confía en que no quiebren las eléctricas

En el Ejecutivo provincial reconocieron un atraso en la tarifa y consideran "importante" la situación de precariedad financiera de las empresas, pero Cristina Fernández bloqueó la suba.

Por Matías Malagoli

La tarifa de luz no se moverá hasta fin de año, según aseguraron desde el Ministerio de Infraestructura local. El motivo es que desde el Gobierno Nacional responderán a cualquier incremento con una quita de subsidios por el mismo monto.

Estas condiciones impuestas por el gobierno de Cristina Fernández impiden cualquier movimiento en la tarifa: es que si, por caso, Edemsa, aplica una suba para recaudar 10 millones de pesos más, desde la Casa Rosada quitarán subsidios por el mismo monto.

De este modo, cualquier incremento de la tarifa no alterará la situación financiera de las empresas y sólo impactará en los montos que deberán abonar los usuarios.

La situación de precariedad financiera que las empresas le han manifestado al gobierno de Paco Pérez como argumento para pedir una suba en la tarifa es, según la consideración del Eejcutivo, “importante”, aunque no lo suficiente como para que las eléctricas se fundan.

“Vimos a principio de año los balances de las empresas y sabemos que, si bien la situación es seria, no están en riesgo de quiebra”, aseguró Rolando Baldasso, ministro de Infraestructura.

Te Puede Interesar