Con un bono para privados como objetivo: se reúnen el Gobierno con empresarios y sindicalistas

Por Sección Política

El Gobierno nacional tiene previsto reunirse mañana con las conducciones de la Confederación General del Trabajo ( CGT) y de la Unión Industrial Argentina ( UIA), con el propósito de que allí se acuerde el pago de un bono para los trabajadores privados que compense o al menos reduzca el impacto sufrido por el poder adquisitivo en los últimos meses, a causa de los aumentos de precios registrados especialmente desde que comenzó la guerra entre Rusia y Ucrania, a fines de febrero último.

Para los funcionarios, este tema es un capítulo de la "guerra contra la inflación" que declaró el presidente Alberto Fernández hace un par se semanas, en momentos en que se estaba cerrando el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En este caso, más que una contención de los precios que ya subieron, al punto que se estima un dato de inflación de alrededor del 6% para marzo, se apunta a un ingreso extra para un sector grande de consumidores.

El último encuentro

El pasado jueves, en una reunión que se realizó sin previo anuncio público, el Gobierno, la CGT y la UIA acordaron "institucionalizar" una mesa tripartita de trabajo. Del encuentro participaron los ministros de Economía, Trabajo y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán, Claudio Moroni y Matías Kulfas, respectivamente. Por el lado de la CGT estuvieron Héctor Daer, Carlos Acuña y Andrés Rodríguez, mientras que el sector de la UIA estuvo encabezado por su titula, Daniel Funes de Rioja.

El propósito de esa mesa tripartita es avanzar en "medidas y coordinar acciones que permitan enfrentar de manera más efectiva el problema de la inflación, en particular en lo atinente al acceso a los bienes y servicios básicos". Con este norte, funcionarios, empresarios y gremialistas acordaron volver a reunirse este martes 5 de abril. Está contemplado que la mesa vaya incorporando a más sectores productivos, como el comercio, la construcción, el agro y la economía del conocimiento.

El mismo jueves de la mencionada reunión, se confirmó que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) pagará en abril un bono para jubilados que cobren el haber mínimo o un poco más. Este pago extraordinario será de hasta 6.000 pesos y todos los que sean alcanzados cobrarán en total $38.940. Ese anuncio abrió la puerta para que el sector privado efectúe una acción similar con sus asalariados.

El sindicalismo buscará discutir sobre la mesa tripartita la posibilidad de que las empresas hagan ese pago a los empleados privados, e incluso también el reclamo iría al Estado para los empleados públicos.

Según trascendió, los empresarios estarían renuentes a hacer un desembolso en ese sentido, y en cambio quieren insistir ante el Gobierno para que se analice el eslabón "impositivo" de los precios, sobre todo en los alimentos, en busca de lograr rebajas del IVA para un grupo de productos clave.

En el seno del Gobierno, se maneja la idea de que, si no se logra el pago de ese bono por la vía del acuerdo, termine ordenándose por decreto, a semejanza de unos aumentos salariales que el presidente Fernández dispuso al comienzo de su gestión, entre fines de 2019 y comienzos de 2020.

En cuanto al proceso inflacionario, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) tiene previsto informar el Índice de precios al consumidor (IPC) de marzo el miércoles 13 de abril. Cabe recordar que, días atrás, el propio secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anticipó que ese índice "va a dar muy mal". Todas las estimaciones lo ubican claramente por encima del 4,7% registrado en febrero.



Te Puede Interesar