para tener en cuenta

Las quejas que más reciben los psicólogos en tiempos de pandemia

La pandemia trastornó el trabajo y la organización familiar, lo que provocó un aumento de consultas psicológicas y tratamientos contra la ansiedad y la depresión en el mundo.

Según un informe del New York Post, en los consultorios repercuten las consecuencias del cambio que provocó en las vidas de las personas la irrupción del covid.

"Las personas se vieron obligadas a adaptarse al trabajo remoto mientras que otros desafíos como las relaciones en el hogar y el estrés de la crianza de los hijos se presentan como grandes desafíos", dijo al diario estadounidense Aaron Sternlicht, fundador de la práctica Family Addiction Specialist.

Las 5 quejas más comunes que reciben los psicólogos de sus pacientes:

Aburrido y con exceso de trabajo

Shawnessa Devonish, que trabaja en Washington, observa este reclamo en personas que dependen de salarios por hora. "Debido a la falta de estabilidad laboral, esta población también experimenta ansiedad que también puede desencadenar respuestas fisiológicas", como dolores de cabeza y náuseas, dijo Devonish.

Sentirse insatisfecho

Este es un estribillo muy escuchado en las consultas. "Los pacientes a menudo sienten que solo necesitan hacer más o que no están siendo lo suficientemente productivos. Esto puede convertirse en autoculpabilización y traspaso de límites para hacer el trabajo", señaló la especialista Laurie L. Smith.

El trabajo se desborda

Una queja común es que el trabajo no se detiene para muchas personas al final de la jornada laboral, sino que se prolonga hasta la noche respondiendo correos electrónicos, llamadas u otras tareas. Esto solo se exacerbó por la pandemia, ya que muchos trabajan virtualmente y les cuesta separar lo laboral de la vida personal.

Un viaje tremendo

Aunque muchos trabajan de forma remota, para aquellos que viajan diariamente a sus puestos puede provocar un estrés adicional y hacer que tengan menos tiempo para ellos mismos o para pasar con la familia.

Agotamiento

En esta era de distracción sin fin, irse a dormir no siempre es fácil. Con frecuencia los pacientes no tienen una rutina de sueño saludable, priorizando su trabajo o Netflix sobre el descanso. Fuente: Contexto

Te Puede Interesar